En busca de clausurar el debate político en torno a las vacunas que se aplican en el país en el combate contra la pandemia de coronavirus, el Gobierno nacional avanzará en los próximos en la firma de los contratos con los laboratorios que producen las dosis de Pfizer, Moderna y Janssen.

El próximo martes, el Ejecutivo nacional buscará rubricar el primer contrato con los laboratorios Moderna y/o Jansenn, y luego avanzará en igual sentido con Pfizer.

En el día de ayer, con la publicación en el Boletín Oficial del  Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 431 firmado el viernes por el presidente Alberto Fernández, el gobierno oficializó la medida que establece un marco legal para el desarrollo del Plan Nacional de Vacunación destinado a "generar inmunidad adquirida contra la Covid-19, con inclusión de la protección de los niños y adolescentes.

"El objetivo del presidente de firmar este DNU es de alguna manera ampliar el marco legal que nos permita en primera instancia poder adquirir vacunas pediátricas, para niños, niñas y adolescentes frente a una demanda creciente que tenemos que suplir", señaló hoy la asesora del mandatario, Cecilia Nicolini.

Nicolini agregó además, que "después de arduas conversaciones con varios laboratorios" se llegó "a un espacio de negociación, de creación de valor donde se pueden poner de acuerdo las partes".

Respecto a las dificultades que demandaron las tratativas para un acuerdo, la asesora recordó que en la negociación de estos contratos "existe un marco de confidencialidad" y por ello "algunos detalles no se pueden dar".

Sin embargo, destacó que "lo importante es que las exigencias que los laboratorios tenían en un primer lugar no son con las que llegamos a esta negociación y que finalmente se plasman en un DNU".

En ese sentido, agregó que las empresas productoras de vacunas "reducen sus exigencias pero también hay mucha más evidencia científica sobre la seguridad, calidad y respuesta que tienen las vacunas".

Por otra parte, ratificó que se espera "esta semana poder recibir un nuevo cargamento" de la segunda dosis de la vacuna rusa, Sputnik V.

En tanto que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, consideró este sábado como "una buena noticia" que más laboratorios puedan ingresar a Argentina luego de que el presidente firmara el DNU para actualizar el marco legal en el que se desenvuelve el mecanismo de adquisición de vacunas contra el coronavirus.

"Esperemos que esto clausure una parte del debate político sobre la pandemia y las vacunas en Argentina y que todos nos pongamos a empujar para que la mayor cantidad de argentinos estén vacunados en el menor tiempo posible que es lo que aspiramos desde el Gobierno", señaló el funcionario nacional.

Por su parte, el Gobierno anunció que por estas horas está arribando al Aeropuerto de Ezeiza un nuevo vuelo proceedente de Beijin con 768 mil vacunas de Sinopharm, como parte de un nuevo contrato suscrito por 24 millones de dosis contra el Covid 19 y que implicará además, la llegada de al menos 9 vuelos más hasta completar las 8.000.000 de dosis durante julio.