El ministro de Justicia, Martín Soria, acusó de "cínico" al ex presidente Mauricio Macri, quien se declaró como un "perseguido político" a partir de la investigación sobre los impagos en la empresa Correo Argentino, propiedad de su familia, y sobre la cual se declaró la quiebra.

Soria remarcó que el origen de la investigación se remonta a la época en la cual era presidente Fernando De la Rúa, quien asumió a fines de 1999 y ya falleció.  "Recién ayer por una carta nos enteramos de que es un perseguido, no se puede ser tan cínico", sostuvo Soria.

Agregó que la causa "se inició con el presidente De la Rúa y lo único que falta es que lo acuse  de que lo perseguía. Que Macri es un cínico no es ninguna novedad, tampoco su tendencia a contraer deudas de un lado y del otro del mostrador", ironizó.

El funcionario puso como ejemplo que Macri "como presidente nos endeudó más que la última dictadura militar" y remarcó que la Justicia actuó ahora porque  "la mesa judicial no existe más, ya no se puede presionar a jueces y fiscales como durante el macrismo, de una vez la justicia empieza a recuperar el prestigio".

Esta tarde, la jueza en lo Comercial Marta Cirulli decretó  la quiebra del Correo Argentino S.A., empresa del Grupo Macri, tras dar por fracasado el proceso de salvataje.