El presidente Mauricio Macri intentó hoy explicar los movimientos del dólar en el mercado cambiario, responsabilizó a los "vivos que no apuestan al trabajo" y rechazó haber impedido ponerle un freno al dólar durante su fuerte incremento posterior a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias ( PASO). Dijo que quien afirme eso incurre en una "mentira".

"El lunes, esa mañana, la Bolsa se destruyó, el riesgo país, que es lo que mide la confianza en la Argentina, se triplicó. Y es porque el mundo estaba esperando la continuidad de esta forma diferente de relacionarse con el mundo que hemos tenido en estos tres años y medio, esta forma de manejarnos en términos de libertades, de respeto y de diálogo, y de decir la verdad y tener información y estadísticas confiables", aseguró el mandatario.

“En el desorden -remarcó- siempre hay vivos que no apuestan al trabajo y ganan más, por eso es tan importante también tener un orden económico porque uno también premia la cultura del trabajo, al que se esfuerza, al que ahorra, al que cumple con las leyes”.

En la Argentina, agregó, “necesitamos tener moneda, que el peso valga, que nadie piense en el dólar”. Y explicó que “la inflación es una gran nube que lo único que hace es favorecer que no se distinga entre la gente de bien y la gente que especula, pero la responsabilidad de derrotar la inflación y tener estabilidad es de la dirigencia en general, política, económica, sindical, que tiene sentarse alrededor de una mesa y acordar un presupuesto público donde el Estado no viva inventándole subsidios para los amigos y donde el Presupuesto no sea un botín político”.

En marzo de 2016, durante la primera apertura de sesiones ordinarias que encabezó, afirmó que "la inflación existe porque el gobierno anterior la promovió ya que creía que era una herramienta válida de la política económica" y pidió: “por la meta que quiero que se me juzgue es si pude o no reducir la pobreza. Esa es mi absoluta prioridad”.

Hoy, en diálogo con Canal 10, de Tucumán, donde habrá un acto del "Sí, se puede" de cara a su reelección, justificó la devaluación pos  PASO por la diferencia de votos que tuvo con el candidato opositor Alberto Fernández, que de repetirse dejaría al actual Presidente sin chances de pelear la reelección en un balotaje.

"Cuando vino un resultado imprevisto, no cayó bien en aquellos que toman decisiones. Es responsabilidad de todos lograr que la Argentina pueda tener un debate político, que cualquiera sea la alternativa, no genere más dudas e incertidumbre", agregó.

Consultado en particular sobre su rol en ese momento, el jefe del Estado dijo que "es mentira" que haya manejado el dólar de ese modo.

Te puede interesar:
 

Como en Argentina, Brasil quiere permitir abrir cuentas en dólares a...

 

En los días posteriores a las elecciones, el economista Martín Redrado, presidente del  Banco Central entre 2004 y 2010, había señalado que "el Presidente dijo 'que el dólar se vaya donde se tenga que ir y que los argentinos aprendan a votar'" luego de las elecciones.

Por su parte Sergio Massa, líder del Frente Renovador y candidato del Frente de Todos a primer diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, también se había expresado en la misma línea, al señalar que el Banco Central "se dejó hacer dos goles" luego de las PASO.

"Eso es mentira. Decir eso es decir mentiras que traen violencia y resentimiento. La verdad que no es de buena persona", afirmó el Presidente consultado sobre las opiniones en ese sentido.