La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró este viernes que en el Gobierno "no hay pelea sino debate de ideas", aunque reconoció: "No le estamos haciendo honor a tanta confianza depositada", al referirse a las especulaciones periodísticas sobre una supuesta tensión con el presidente Alberto Fernández, sostenidas en las constantes críticas que hacen al Gobierno, con pedidos de renuncia incluidos, referentes de La Cámpora, entre otros sectores cercanos al kirchnerismo. Habló del capitalismo y la pobreza y criticó a la Corte Suprema.

¿A cuánto está el dólar?

La expresidenta habló también de economía y describió lo que a su entender es el gran problema de la Argentina, afirmó que existe un "salto en las exportaciones" del país, tanto "por cantidad", como "por los precios". Agregó: "Casi 30 mil millones de dólares de superávit comercial y, sin embargo, tenemos problemas. ¿Qué pasa con la administración monetaria y cambiaria?".

Al respecto, consideró que “el principal problema que tiene Argentina es la economía bimonetaria” que demanda dólares que necesita el país, y consideró que esta cuestión debe resolverse “con un gran acuerdo político”.

El momento más crítico

Hoy tenemos como moneda de ahorro al dólar. Se requiere gestión para monitorear esto, porque uno registra que en el 2020 y el 2021 ha habido un gran salto en las exportaciones. Tuvimos dos años de superávit comercial, que yo no tuve jamás, y, sin embargo, no tenemos dólares en las reservas. Entonces ¿Qué pasa con la gestión de la política monetaria y cambiaria?” dijo Cristina, una crítica directa al ministro de Economía, Martín Guzmán.

Tras mostrar un  cuadro de valores con datos del Banco Central, agregó que “cuando uno ve qué sucedió con esos dólares, ve que salieron para financiar la deuda privada de los grandes capitales extranjeros”.

Allí destacó que el problema de la inflación no es una cuestión de “emisión monetaria”, sino que “la escasez de dólares, es la verdadera causa de la disparada de los precios”, y sostuvo que la economía bimonetaria es el gran problema de la Argentina.

Cristina en Chaco

Cristina habló en el marco de una ponencia sobre Estado, poder y sociedad en la sede de la Universidad Nacional del Chaco Austral ubicada en Resistencia, Chaco, donde recibió un doctorado honoris causa.

"Lo que está pasando en el Poder Ejecutivo no es pelea; yo no le pegué a nadie, a mí nadie me pegó", dijo Cristina y bromeó con el hecho de que había recurrido al diccionario para encuadrar la situación, que, aseguró, es un "debate".

La vice de Fernández afirmó, además, que se siente parte de un proyecto colectivo "que cumplió una hazaña tras la crisis de 2001” y recordó que, tras tres mandatos, el pueblo despidió al Kirchnerismo con una plaza llena "de bote a bote".

Sobre el rol de aquel gobierno y sus ideas, destacó el rol del Estado para el desarrollo del "país profundo" y defendió el mérito del esfuerzo, pero rechazó el concepto de "meritocracia", en una alusión al su predecesor, Mauricio Macri.

"Quienes no han visto las dificultades de las familias del país profundo para que sus hijos estudien... Es muy difícil valorar desde los grandes centros urbanos a los lugares, donde si no llega el Estado con su decisión, no hay oportunidades", expresó.

Sobre la invitación a Alberto Fernández para encabezar la fórmula del Frente de Todos en las elecciones del 2019 afirmó fue “un acto inteligente y generoso” y aseguró que “nunca” tomó “una decisión desde las hormonas, si desde las neuronas".

Pese a todo, sobre el final de su discurso, hizo la crítica más fuerte a su compañero de fórmula llegó con dos frases: "Hay que saber los intereses que uno representa y defenderlos""no le estamos haciendo honor a tanta confianza depositada".

El capitalismo, según Cristina

Sin temor a las polémicas, consideró que el capitalismo se convirtió “en un sistema de producción de bienes y servicios que sea independizado de las ideologías” y destacó al sistema de producción que implementa China como uno de los modelos “más exitosos”.

"El capitalismo va donde gana plata y donde le conviene" y advirtió que "no es cuestión de ideologías" ni de posturas "internacionales", explicó. E ironizó: "Hay un latiguillo que dice que las inversiones van donde hay seguridad jurídica. Hola, ¿Qué tal? Las mayores inversiones en las últimas décadas de las empresas globalizadas de todo el mundo se dan en China".

Críticas a la Corte

Sin dejar tema por tocar, Cristina denunció que “cuando un gobernante quiere hacer cumplir una ley aparece una cautelar del Poder Judicial para impedirlo”. Y resaltó que todavía no se puede cumplir el decreto que establece que internet debe ser un servicio público esencial porque "duerme en la Corte".

En relación con el fallo que derogó la conformación del Consejo de la Magistratura, la pelea de fondo entre los supremos y el Gobierno, que derivo en proyectos para ampliar la cantidad de magistrados, consideró que “nunca se vio algo igual” a una Corte que declara “inconstitucional” una ley después de 16 años de vigencia, y afirmó que “al poder le conviene” un máximo tribunal con pocos integrantes para “apretarlos con las tapas de los diarios".

Trabajadores pobres

La Vicepresidenta habló también sobre uno de los temas que la enfrenta con el Gobierno de Alberto Fernández, que ella integra: "Hay que revisar algunas cosas" con el objetivo de resolver "un fenómeno que se está dando en Argentina", por el que los "trabajadores en relación de dependencia son pobres".

"Esto nunca había pasado; la pobreza siempre la ubicábamos por afuera del trabajo formal. ¿Por qué es esto?", se preguntó.

Punto seguido, Cristina cuestionó a la oposición por impulsar un proyecto para el uso de una boleta única de papel en las votaciones, al considerar que "la sociedad" tiene problemas más importantes, como que "no tiene laburo y no le alcanza la guita".