La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner cambió sus abogados en la causa por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA y desde hoy la defenderán el ex jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra y el ex conjuez de Casación Roberto Boico.

La ex mandataria y actual senadora decidió reemplazar a sus abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort por Ibarra y Boico de cara al juicio oral por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado contra la mutual judía, según informaron fuentes judiciales. 

Rúa y Peñafort, quienes seguirán siendo los abogados defensores del ex canciller Héctor Timerman, llevaron a delante la defensa de la ex presidenta durante la instrucción de la causa, que estuvo a cargo del juez Claudio Bonadio.

El magistrado dio por concluida la investigación en diciembre y corrió vista a las partes para la elevación del caso a juicio oral, por lo que sería inminente el paso del expediente a esa instancia. 
Boico e Ibarra ya conocen el expediente porque son los abogados del ex secretario general de la presidencia, Oscar Parrilli, quien también fue procesado, aunque sin prisión preventiva, por el juez Bonadio.

 La investigación se originó en la denuncia que presentó el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta el 14 de enero de 2018, 4 días antes de aparecer muerto en el baño del departamento que habitaba en el barrio porteño de Puerto Madero.

Por esta causa fueron procesados con prisión preventiva la ex presidenta, el ex canciller, el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini; el dirigente de la comunidad islámica en Argentina Jorge Khalil y los dirigentes políticos Luis D'Elía y Fernando Esteche. 

Además, fueron procesados sin prisión preventiva Parrilli, la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona, el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia Juan Martín Mena, el diputado nacional Andrés Larroque y el ex vicecanciller Eduardo Zuain.