La vicepresidenta Cristina Fernández inauguró zona franca de Santa Cruz y advirtió que "cuando se defienden los intereses nacionales y el patrimonio de los argentinos las cosas se suelen poner muy difíciles para los que lo hacemos".

Al encabezar el acto en Río Gallegos junto a la gobernadora local, Alicia Kirchner, la vicepresidenta hizo una reivindicación de la figura del exmandatario Néstor Kirchner y afirmó que "para obtener las cosas hay que luchar".

"Nada será dado en forma de donación o gratuita porque cada cosa que los argentinos obtengan deben ser muchas veces a través no sólo del esfuerzo sino de la lucha", planteó la mandataria, al contraponer que "hay una idea de que las cosas suceden porque sí, y no es así".

En su discurso, la vicepresidenta sostuvo que "la zona franca es fruto de muchas luchas y sueños" y ponderó que a partir de esta medida el "dinero" de la provincia "se gaste y se recicle" en el territorio.

"Néstor soñaba tanto con esta zona franca por una cuestión muy simple: del otro lado de la frontera está la zona franca de Punta Arenas, y todos los que gobernaron veían cómo todos los meses nuestros vecinos se trasladaban a la vecina ciudad a hacer sus compras", repasó la vicepresidenta, al recordar la gestión provincial del ex mandatario.

¿Cómo funciona la zona franca?

Se trata de un predio para la compra de productos libres de impuestos, ubicado a unos 15 kilómetros del centro de Río Gallegos y en el cual se podrán adquirir productos con un tope mensual en dólares.

En una nota aparte, la vicepresidenta consideró que los argentinos "se merecen mejores medios" de comunicación para que no los "amarguen, los irriten y los pongan tan histéricos por cuestiones que ni siquiera son verdad".

Tras plantear que "en Argentina hay que andar explicando hasta lo que es obvio", Fernández de Kirchner señaló que algunos medios "hace tiempo que están nerviosos y tratan de poner nerviosos a todos los argentinos".
 
Por eso sostuvo que "cuando se defienden los intereses nacionales y el patrimonio de los argentinos las cosas se suelen poner muy difíciles para los que lo hacemos".
 
La puesta en marcha de una zona franca en la provincia comenzó a delinearse cuando Néstor Kirchner gobernaba la provincia de Santa Cruz, a mediados de los '90.

El predio inaugurado tiene 200 hectáreas y está ubicado en el kilómetro 123 de la ruta nacional 40, unos 15 kilómetros al sur de Río Gallegos.

El lugar funcionará diariamente de 12 a 20 horas, con al menos 12 permisionarios iniciales en el primer centro comercial de 2.000 metros cuadrados.

Los clientes podrán adquirir en la zona franca productos importados libres de impuestos en los rubros electrodomésticos y bazar, repuestos de autos y herramientas, iluminación led y domótica, perfumes, cosméticos, bebidas, cigarrillos, comestibles, juguetería, electrónica, artículos de deportes, relojería, joyería e indumentaria.