La senadora electa y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy, al salir de los tribunales de Comodoro Py, que la causa por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA es un "gran disparate jurídico" y consideró que la "única traición a la Patria es usar el Poder Judicial para hacer callar y atemorizar a la oposición”.

La ex mandataria calificó la causa por la cual la citaron a declarar como “un disparate jurídico” y agregó que “el objetivo de esta persecución judicial es atemorizar a los dirigentes de la oposición, hacer callar a la oposición en el parlamento, quieren un parlamento sumiso”.

"Silenciar a la oposición tiene que ver con el ajuste que se viene para que no se hable de otras cosas como el aumento de la nafta, las tarifas, la flexibilización laboral, las jubilaciones que van a aumentar la edad y de que van a bajar la cláusula de movilidad”, afirmó Fernández de Kirchner en declaraciones a la prensa. 

En ese marco, aseguró que “absolutamente el gobierno esta detrás de esto con sus operadores judiciales” y advirtió “conmigo no van a poder”. "Voy a representar a los tres millones y medio de bonaerenses que se manifestaron en contra de las políticas de ajuste”, agregó.

Aguardaron en la puerta de los tribunales de Comodoro Py a la senadora electa el presidente del bloque de diputados naciones del Frente para la Victoria-PJ, Héctor Recalde, el ex ministro de Economía y actual diputado Axel Kicillof, la diputada electa Fernanda Vallejos, Eduardo “Wado” de Pedro y Oscar Parrilli, entre otros.

Cristina Fernández de Kirchner concurrió hoy a los tribunales federales de Retiro para prestar declaración indagatoria en el marco de la causa en la que se investiga el presunto "encubrimiento agravado" de los ciudadanos iraníes prófugos acusados del atentado a la AMIA, a cargo del juez federal Claudio Bonadio.