La vicepresidenta y titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, extendió la vigencia de las sesiones remotas en la Cámara alta que será puesto a consideración del pleno del cuerpo durante la próxima sesión especial. El instrumento prorroga la decisión emitida a principios de mayo, que fue respaldada por unanimidad de los bloques.

El decreto firmado hoy extiende la vigencia de las sesiones en formato remoto que permitió a la Cámara alta que se mantenga en funcionamiento en el marco de la pandemia. La medida asegura que el Senado tiene "todas las facultades constitucionales para interpretar su propio reglamento", así como para "arbitrar los mecanismos necesarios que faciliten y garanticen su funcionamiento".

La disposición señala que el sistema se prorrogará "en tanto persista la situación de emergencia sanitaria que diera lugar al dictado del Decreto de la Presidencia del H. Senado de la Nación N° 8/2020 de fecha 4 de mayo de 2020".

En esa norma se añade que "las sesiones virtuales o remotas tratarán los temas que se definirán en cada caso de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de la Cámara".

En sus fundamentos, el decreto recoge las opiniones y recomendaciones de todas las bancadas parlamentarias que hicieron llegar sus opiniones en los últimos días: el bloque del Frente de Todos, el interbloque de Juntos por el Cambio, el bloque Renovador de Misiones y Juntos Somos Río Negro.

Todas las bancadas coincidieron en la necesidad de mantener el funcionamiento remoto para darle continuidad al trabajo legislativo.