El pasado 10 de diciembre se cumplió un año desde que Alberto Fernández asumió la Presidencia de la Nación acompañado en la fórmula por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner con quien compartió el viernes un acto en La Plata del Frente de Todos. En su discurso Cristina señaló que era tercera vez que se pronunciaba desde su asunción: la primera vez fue ese día, la segunda en la ex Esma y la tercera ahí en la capital bonaerense. Sin embargo, Cristina emitió a lo largo del año dos cartas con frases que "incomodaron" a la actual gestión. 

Funcionarios que no funcionan 

El día anterior a cumplirse una década del fallecimiento de su esposo y expresidente Néstor Kirchner, Cristina Fernández publicó el texto titulado "27 de octubre. A diez años sin él y a uno del triunfo electoral: sentimientos y certezas", en el que además recordó el aniversario de la victoria del Frente de Todos, y en ese marco, negó que sea ella quien maneja el Gobierno.

En la carta una frase resonó más que todas: "En este marco de derrumbe macrista más pandemia, quienes idearon, impulsaron y apoyaron aquellas políticas, hoy maltratan a un Presidente que, más allá de funcionarios o funcionarias que no funcionan y más allá de aciertos o desaciertos, no tiene ninguno de los “defectos” que me atribuían y que según no pocos, eran los problemas centrales de mi gestión". 

"¿A qué se refiere la expresidenta con 'funcionarios que no funcionan'?", fue el interrogante que se planteó a lo largo y ancho de todo espectro político, desde oficialistas a opositores. 

Ese llamado de atención de CFK aún resuena a pesar de las dos apariciones públicas que compartió con Alberto Fernández. Sin embargo, dos semanas después de esa publicación, la arquitecta María Eugenia Bielsa presentó su renuncia como ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat y fue reemplazada por el intendente de Avellaneda, Jorge Feraresi

IFE y ATP, balance de gestión positivo

En las vísperas del primer aniversario de la asunción del Frente de Todos al Gobierno, Cristina Fernández de Kirchner difundió otra carta en su página personal esta vez con duras críticas a la Corte Suprema de Justicia

El balance tuvo una mirada más positiva a la gestión ya que resaltó la reestrucutración de la deuda externa en manos de bonistas privados que "dejó el gobierno de Cambiemos", y destacó que las medidas del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) sostuvieron durante la pandemia "a los más vulnerabilizados y al trabajo registrado".

Según la vicepresidenta, desde el Poder Ejecutivo ha hecho "un gran esfuerzo para afrontar dos tragedias": "La economía arrasada del macrismo y la pandemia inédita". 

"Sin embargo, no se puede decir lo mismo del otro Poder del Estado: el Poder Judicial. Representado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la actuación de ese poder no hizo más que confirmar que fue desde allí, desde donde se encabezó y dirigió el proceso de Lawfare. Esa articulación mediática-judicial para perseguir y encarcelar opositores, se desplegó en nuestro país con toda su intensidad desde la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación y, lo que es peor: aún continúa.

Vacunas y dudas

El 10 de diciembre también fue "Día internacional  de los Derechos Humanos", fecha que sirvió de reencuentro entre Cristina y Alberto Fernández en el acto de entrega de los premios Azucena Villaflor, correspondientes al período 2015-2020 que se llevó a cabo en el Espacio para la Memoria y los Derechos Humanos (ex ESMA)

Allí, la exmandataria volvió a apuntar contra la Corte Suprema de Justicia pero incomodó al presidente cuando puso en duda los efectos que tendrá la vacunación contra el coronavirus (Covid-19). "Todavía no tenemos la certeza de que sea muy efectiva la vacuna, y que lleguemos a tiempo. Hay que trabajar contra reloj como se hizo también para montar la infraestructura sanitaria", indicó.

Agregó que " es necesario que todos entendamos que hay que reconstruir una Argentina que con sus dificultades y sus problemas porque tampoco vivíamos en Disney. Allá por el 2015 los argentinos y argentinas vivíamos mucho mejor: trabajo, teníamos la vida más organizada, sabíamos cuanta plata teníamos que guardar para pagar la luz, el gas, cuanto para el transporte", indicó en forma autoelogiosa, ya que fue su último año de gestión.

Busquen otro trabajo

El Estadio Único de La Plata, que pasará a llamarse Estadio Único Diego Armando Maradona, fue escenario de un acto sin público, pero con la presencia en el escenario del presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández, el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa y el diputado presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

Allí, CFK enfatizó en los desafíos que la Argentina tendrá que atravesar en 2021: el primero es repensar todo el sistema de salud y el segundo estimular la economía a través de la demanda y el consumo interno

En este sentido, la expresidente volvió a apuntar contra los "funcionarios que no funcionan" e invitó a aquellos que "tuvieran miedo" a "buscar otro laburo"

"Creo que es necesario que pongamos mucho esfuerzo el año que viene para que los precios de los alimentos, los salarios y las tarifas vuelvan a alinearse en un circulo virtuoso que permita aumentar la demanda y la actividad económica. Yo sé que cuesta, hay muchos intereses y es difícil", destacó la vicepresidenta y aseguró que en su gestión se cuidaba "la mesa de los argentinos" con medidas que a algunos sectores les parecían "antipáticas, autoritarias y comunistas"

Es por ello que Cristina Kirchner le dijo a todos aquellos que "tengan miedo" o que "no se animan" que "hay otras ocupaciones" además de ser "ministro o ministra - legislador o legisladora". "Vayan a buscar otro laburo pero necesitamos gente que los sillones que ocupan sea para defender difinitivamente los intereses del pueblo", enfatizó al final de su discurso en La Plata ante los aplausos de los presentes, justo antes de que Alberto Fernández tomara la palabra.