El presidente Alberto Fernández cuestionó a quienes advierten que no está tomando los cuidados necesarios personales para evitar el contagio de coronavirus luego del caso positivo del intendente Martín Insaurralde y consideró una posición de "ética política odiosa" a quienes difunden imágenes extemporáneas para graficarlo.

"Me estoy cuidando, por supuesto. Hay una campaña de quienes le quieren hacer sentir a la gente que el presidente no respeta lo que pide que hagan (los ciudadanos) y en términos de ética política es odioso", sostuvo Fernández en declaraciones a Radio 10.

Señaló que en ese contexto se difundieron imágenes que "son viejas" como el abrazo con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán y selfies en La Rioja y mencionó que tampoco estuvo en la ciudad de Villa La Angostura sino en las afueras.

También cuestionó a quienes sugieren que las decisiones políticas las toma la vicepresidenta Cristina Fernández: "Es una premisa falsa. La idea de que ella tomas las decisiones es para perjudicarme a mi y a Cristina porque después de 8 años de gestión hay mucha gente reactiva".

 "Cristina está cumpliendo su función en el Gobierno y lo cumple muy bien. Y me está ayudando a ver cosas pero las decisiones las tomo yo", remarcó el jefe de Estado en el programa "El fin de la metáfora".