La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó el acto de cierre de campaña del Frente de Todos, donde reiteró que en las elecciones "se votan dos modelos de país" y y planteó que "un país no se construye solo y nadie se salva solo". "Gobernar es hacer, está en nuestro ADN de peronistas", remarcó la expresidenta, que además volvió a referirse a la persecución judicial de Mauricio Macri y el estado del país en 2019.

"Estamos en Tecnópolis que es como recibirlos casi en el living de mi casa, yo lo siento como mi casa. ¿Ustedes saben que Tecnópolis se hizo por decisión de Mauricio Macri, no? En serio, les cuento cortito y al pie", comenzó la vicepresidenta.

Según recordó, la idea de Oscar Parrilli era realizar un evento de dos semanas seguidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires "con escenarios móviles, retráctiles y colgantes sobre la Avenida Figueroa Alcorta. Sin embargo, el entonces Jefe de Gobierno de CABA, Macri, se negó porque "iba a cortar el tránsito". "Oscar Parrilli es terco y yo más que él. Teníamos muchos funcionarios tercos. Y hay que ser tercos, los funcionarios tienen que serlo", sostuvo, para luego explicar que finalmente se terminó construyendo en el predio actual de Villa Martelli.

Cristina Kirchner junto a Axel Kicillof

"Gobernar es hacer. Está en nuestro ADN de peronista, de kirchnerista y de los otros espacios que nos acompañan. Gobernamos para todos, nunca le preguntamos a nadie qué ideología tiene para reconocelre un derecho", aseguró la vicepresidenta.

En su discurso, Cristina Kirchner elogió la gestión de Néstor Kirchner, en la que el país estaba "defaulteado" y "sacó menos votos que la cantidad de desocupados que había". "El hacer nuestro a partir del 10 de diciembre de 2019, cuando después de cuatro años tremendos que pasó nuestra sociedad con políticas muy duras, pensaba 'pucha, siempre que llegamos nosotros está todo mal'", lamentó.

"El país no era el mismo cuando llegamos en diciembre de 2019. Néstor había despachado al Fondo Monetario Internacional en 2005 pagando toda la deuda cash. Y sin embargo, había vuelto", señaló. "Y después nos tuvimos que poner a atajar penales de algo que en el mundo no sabían de que se trataba: la pandemia", agregó.

Por otro lado, la titular del Senado cruzó a Mauricio Macri, que este miércoles acusó al kirchnerismo de ser golpista. "Lo llevaste a Pichetto de vicepresidente, que te votaba hasta el café con leche, y decís que no te dejamos gobernar. Le votaron todo", recordó.

Cristina Kirchner disparó además con duras críticas a la oposición y a los medios. “No podemos dejar que sigan mintiendo”, cargó la expresidenta de la Nación, y subrayó: “Me subleva la mentira”. Según consideró, el debate "está achatado" por los opositores, que “no puede ir a los canales a debatir nada”. 

Discurso de Cristina hoy

En línea con el mensaje del Frente de Todos en esta campaña, Cristina ratificó que en las próximas elecciones legislativas se votan "dos modelos de país", uno que lo representa el actual gobierno de Alberto Fernández, y el otro que "devolvió" una nación "con uno de los salarios en dólares más bajos" de la región.

En otro pasaje de su discurso, la titular del Senado apuntó contra María Eugenia Vidal: “Frente a la crisis de vivienda que hay en el país, la exgobernadora pudo conseguir un piso igual que el mío en Recoleta, a mitad de precio y el vendedor le prestó la plata. Y a nadie le llama la atención y nadie le pregunta nada. Yo siempre viví así. Ponganle que yo soy una groncha peronista. Pero esto que estoy diciendo, ¿saben por quién me lo enteré? Por una rubia que no es peronista, no es groncha y que si esto fuera monarquía no sería menos que princesa”.

Después de criticar el proyecto de la oposición para "eliminar la indemnización para despido", la vicepresidenta expresó su deseo de que "el lunes podamos debatir un país sin agravios, sin insultos, en igualdad y paridad de condiciones para todos y todas, y que cuando vayamos a discutir a un medio no maltraten a un candidato o candidata porque es de otra ideología porque no se lo merece nadie, sobre todo el que está sentado en su casa".

"Un país no se construye solo y nadie se salva solo, esta es la discusión que estamos dispuestos a dar de cara a la gente, de cara a nuestra historia y de cara a nuestras ideas, de las cuales siempre estamos muy orgullosos", concluyó la vicepresidenta.