La vicepresidenta Cristina Kirchner partió en la madrugada hacia Cuba para visitar a su hija Florencia, quien se encuentra el La Habana bajo tratamiento médico como consecuencia de un estrés postraumático y un linfedema en las piernas.

La ex presidenta pidió autorización para viajar ante el Tribunal Oral Federal 2, que tiene en sus manos la realización del juicio oral por la obra pública. En medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, el tribunal la autorizó a viajar hasta el 22 de marzo. Su vuelo deberá contar con todos los protocolos por la emergencia sanitaria activada por la pandemia.

El último viaje de la senadora fue en febrero pasado, cuando utilizó sus redes sociales para compartir una imagen con Florencia. Este lunes, la Justicia suspendió el único juicio oral en curso contra la actual vicepresidenta. En el juicio oral contra Cristina Kirchner, estaba prevista para este lunes la declaración del ex director de Vialidad y ex ministro de Energía de Cambiemos, Javier Iguacel.

La decisión fue tomada en el marco de las medidas preventivas que se adoptan para evitar la propagación del coronavirus, al evaluar que el lugar donde se desarrolla y la modalidad con la que se lleva a cabo el juicio constituyen una situación de riesgo. A la disposición, resuelta por la mañana, se sumó luego la orden de la Corte de decretar feria judicial hasta fin de mes, por lo que la reanudación del juicio será recién en abril.