Cristina Kirchner y Sergio Massa, presidentes de la Cámara de Senadores y de Diputados respectivamente, firmaron esta tarde una Resolución Conjunta para que el personal nombrado en cargos políticos ya no pueda quedarse en planta en las Cámaras cuando termina el mandato de quien los designó.

Por otro lado, los titulares de ambos cuerpos confeccionaron otra resolución cuyo objetivo es que los trabajadores legislativos también cobren los cuatro mil pesos de aumento en febrero y marzo que el Poder Ejecutivo ya había oficializado ayer para los empleados públicos.

La Resolución Conjunta (RC) 1/20 busca terminar con lo que se conoce como "capas geológicas de personal" en el Congreso, que aumentan a medida que van cambiando las administraciones.

La medida firmada hoy por la vicepresidenta de la Nación y por Massa establece que "las designaciones del personal de gabinete del Congreso de la Nación, no gozarán de estabilidad y concluirán con la finalización del mandato de la autoridad que lo nombró".

El documento considera como personal de planta temporaria al empleado contratado para cumplir funciones con un legislador nacional y precisa que "se ha observado que a lo largo del tiempo se ha visto desnaturalizada la figura de planta temporaria".

En el mismo sentido, establece que "el personal de gabinete que sea contratado por el Honorable  Congreso de la Nación no podrá cumplir funciones a las órdenes de un legislador nacional, en un bloque partidario o funciones de asesoramiento político en una comisión".

Massa celebró la medida en su cuenta de Twitter al afirmar: "Se terminaron las capas geológicas en el Congreso. Los que entran con un político se van con ese político".

 
Por otro lado, la Resolución Conjunta 2/20 otorga un " i ncremento salarial mensual para el personal del Poder Legislativo de la Nación" que consistirá en sumas fijas remunerativas no bonificables mensuales.
 
El incremento será de tres mil pesos que regirá sobre los salarios correspondientes a febrero, y mil pesos más para los de marzo.
 
Al igual que en el caso de los empleados públicos de la administración nacional, serán beneficiados con la medida los trabajadores cuyos sueldos no superen los sesenta mil pesos de retribución bruta.