Tras el anuncio del Ministerio de Seguridad de crear una oficina para defender los derechos humanos de los agentes de las cuatro fuerzas federales, tanto Abuelas de Plaza de Mayo como el Servicio de Paz y Justicia, a través de sus titulares, Estela de Carlotto y Adolfo Pérez Esquivel, formularon fuertes criticas a la iniciativa.

De acuerdo a la publicado ayer en el Boletín Oficial, la ministra Patricia Bullrich dispuso la creación de la Unidad de Garantía de la Vigencia de los Derechos Humanos de las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales, que funcionará dentro de la órbita de su cartera.

Al referirse a la iniciativa a través de su cuenta de Twitter, Bullrich dijo que "los DDHH son para todos, y hasta hoy las fuerzas estaban excluidas" por lo que "además de ser garantes de los DDHH de la ciudadanía, hoy tendrán este derecho inherente a la condición humana".

Una vez conocida la medida, Pérez Esquivel dijo que "Bullrich confunde seguridad con represión" y consideró que "los policías son ciudadanos, tienen todos sus derechos garantizados" por lo que "la oficina que quiere crear" la funcionaria "no tiene sentido".

"Están completamente locos, es una vergüenza lo que plantean ¿qué quiere inventar ahora esta muchacha?", se preguntó por su parte Carlotto, quien pidió "que dejen que la policia cree un gremio, y que el Gobierno sanee de corrupción a las fuerzas" porque de esa manera "se defienden los derechos humanos".