El anuncio del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, sobre un pacto para mejorar el uso de las redes sociales generó polémica y despertó un fuerte cruce entre la portavoz presidencial Gabriela Cerruti y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

El mandatario porteño consideró que la idea es "inaceptable e inconstitucional", al igual que otros referentes de Juntos por el Cambio.

"Cualquier límite a la libertad de expresión es un intento de erosión de nuestra democracia y nos oponemos absolutamente", expresó el jefe de Gobierno porteño en su cuenta de Twitter.

Y agregó: "La mejor manera de no intoxicar el espíritu de nuestra democracia es respetando la libertad de expresión y de opinión. Meterse a controlar las expresiones en las redes sociales es inaceptable e inconstitucional".

A responder salió Cerruti, y enfatizó: "Lo que erosiona la democracia es que un jefe de gobierno instale noticias falsas. El debate sobre el buen uso por parte de los ciudadanos de las redes sociales para no generar odio o bullying o ansiedad es eje de las prácticas republicanas en el mundo".

"Redes para el bien común es un programa del Consejo Económico y Social que nace a partir de la adhesión de la República Argentina al Pacto por la Información y la Democracia impulsado por Francia y Alemania en base a una iniciativa de Reporteros sin Fronteras", agregó la portavoz.

El anuncio de la medida fue dado a conocer hoy por Béliz en el marco de la presentación de la Agenda Temática Federal y Productiva para este año del Consejo Económico y Social (CES). 

En la ocasión, el funcionario señaló que el Gobierno está "trabajando con un estudio pionero que marca y propone un pacto para el buen uso de las redes sociales" para que "dejen de intoxicar el espíritu de nuestra democracia".

Al respecto, precisó: "No lo estamos haciendo solos, hemos convocado a 40 universidades de toda la Argentina para pensar y proponer estas iniciativas".

Desde la oposición, también otras voces se alzaron en contra del proyecto como el diputado nacional del PRO Diego Santilli quién tuiteó: "Típico del kirchnerismo: siempre en contra de la libertad de expresión. No importa cuando leas esto".

En tanto que su par Waldo Wolff, del ala dura del macrismo, alertó que desde el oficialismo "quieren apagar las redes sociales como mecanismo de censura", y consideró que no existe "nada más autoritario y anti democrático".

"Apelan a la mordaza porque no tienen plan de gobierno", chicaneó el legislador,  quién aseguró en referencia al oficialismo que "volvieron peores".  

Por su parte, el economista liberal de Juntos por el Cambio Ricardo López Murphy advirtió que el anuncio del Gobierno "es peligrosísimo" y juró que desde la oposición van a "luchar contra este atropello".

"¨Quieren que les pase mi contraseña de Twitter? Su problema no es con las redes, es con la verdad. Vienen por nuestra libertad de expresión porque no la pueden comprar", acotó el líder de Republicanos Unidos.