El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, cruzó al expresidente del Banco Nación durante la era Cambiemos, Guido Sandleris, al rechazar las "justificaciones al endeudamiento irresponsable" de la gestión de Mauricio Macri que dieron lugar al préstamo por 45 mil millones de dólares otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Se justifica el endeudamiento irresponsable de la gestión de Mauricio Macri desde una identidad contable que vincula el resultado fiscal con la deuda pública bruta. Sin embargo, parecen olvidarse algunas cuestiones", fustigó el funcionario en redes sociales en respuesta a las publicaciones de Sandleris quien acusó al presidente Alberto Fernández de haber omitido "aspectos importantes".

"No es lo mismo endeudarse en dólares que en pesos. En moneda local, el riesgo de default es muy bajo. En la historia económica mundial contemporánea son muy pocos los países que en su historia defaultearon su deuda en moneda local. Uno fue el gobierno de Macri", advirtió Kulfas.

El extitular de la entidad monetaria había indicado que "2 de cada 3 dólares de deuda que se tomaron durante el gobierno de Macri se usaron para pagar deudas heredadas (la deuda pública al inicio del gobierno de Macri ya ascendía a 241 mil millones dólares)".

"Algunos dicen que el endeudamiento en dólares era inevitable dado que el país no podía endeudarse en moneda local. Sin embargo, el crecimiento del stock de LEBACs durante 2017 es uno de varios elementos que contradicen este argumento", continuó el ministro de Desarrollo Productivo.

El cruce tuvo lugar tras el anuncio del presidente Alberto Fernández de impulsar una denuncia para que la Justicia investigue por "administración fraudulenta" del emprésito adquirido en 2018.

"El crédito del FMI otorgado a la Argentina durante 2018 y 2019, cancela, en gran medida, deuda “intrasector publico. A posteriori, los dólares que recibieron los organismos públicos fueron vendidos en el mercado único de cambios financiando los niveles record de dolarización de portafolio de la gestión anterior. El endeudamiento irresponsable entró por una puerta y salió por la otra", alertó Kulfas.