Los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli pidieron la detención del empresario Paolo Rocca y del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, procesados por asociación ilícita en el marco de la causa por los cuadernos del chofer Oscar Centeno por el presunto pago de sobornos en la obra pública.

Los fiscales apelaron la decisión del juez federal Claudio Bonadio de haber procesado al empresario y al ex funcionario sin prisión preventiva y ahora definirá la Cámara Federal. El pedido también alcanza al ex secretario de Abal Medina, Hugo Martín Larraburu, y a los empresarios Alberto Padoan y Rubén Aranda: según argumentaron Rivolo y Stornelli, estos procesamientos sin prisión preventiva carecen de fundamentos.

"En lo que respecta a los imputados Abal Medina, Rocca, Larraburu, Padoan y Aranda, ese vínculo asociativo y las acciones concretas que habrían desplegado cada uno de ellos, ata su situación procesal a un nivel de injusto semejante al del resto de los imputados a quienes sí se procesó con prisión preventiva", advirtieron los fiscales en su pronunciamiento.

Esta apelación no será resuelta por Bonadio, sino por la Sala I de la Cámara Federal, que interviene en la causa de los cuadernos y está integrada por los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi.

Tras la presentación de los fiscales, Grupo Techint difundió un comunicado en el que informó que Rocca "se encuentra actualmente en viaje de negocios" y aclaró que el pedido de prisión preventiva "no constituye una orden judicial ni tiene efecto inmediato" y que "sólo puede ser dispuesta por un tribunal competente". La semana pasada Rocca había apelado su procesamiento como miembro de una "asociación ilícita", planteo que también debe definir la Cámara.