El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi revocó hoy el procesamiento de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el tramo referido a Techint de la causa de los cuadernos por un supuesto entramado de coimas ligado al Ministerio de Planificación durante su gobierno.

La decisión del juez, que dictó la falta de mérito para la ex presidenta, también alcanzó al directivo de la empresa Luis María Betnaza; al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y a los ex funcionarios Roberto Baratta, José María Olazagasti y Claudio Uberti.

El procesamiento por el tramo vinculado a supuestos pagos ilegales de la empresa Techint fue dictado el 17 de septiembre de 2018 por el fallecido juez federal Claudio Bonadio, a quien reemplaza Martínez De Giorgi.

El magistrado consideró que "corresponde disponer la realización de diversas medidas de prueba que clarifiquen" la situación referida a Techint, con el objetivo de "determinar si los pagos efectuados pudieron estar vinculados con razones de emergencia en el contexto de la nacionalización de la empresa SIDOR en la República Bolivariana de Venezuela".

Entre otras medidas, Martínez De Giorgi evaluó que "resultaría pertinente escuchar en declaración testimonial a los directivos, presidentes y CEOs de las firmas Ternium y Sidor, que fueron propuestos por el Sr. Fiscal", en alusión al fiscal del caso, Carlos Stornelli.

"También correspondería incorporar a la presente los viajes realizados por los imputados a la República Bolivariana de Venezuela, en el contexto de la nacionalización de la empresa Sidor, como así también, determinar la existencia de comunicaciones que se hayan registrados entre los imputados en ese período", agregó Martínez De Giorgi.

En la causa se investiga la supuesta existencia de una asociación ilícita y el delito de cohecho, en base a los escritos plasmados en cuadernos por parte del remisero Oscar Centeno, un arrepentido en el caso y ex chofer del ex funcionario Baratta.

En la investigación estuvo procesado el CEO de Techint, Paolo Rocca, pero la Cámara Federal porteña revocó esa decisión.

El tramo principal del caso, en el que está procesada la vicepresidenta junto a ex funcionarios como De Vido y empresarios, ya fue elevado a juicio oral y está a cargo del Tribunal Oral Federal 7.