La jueza federal María Servini sobreseyó hoy a Máximo Kirchner, Eduardo de PedroAndrés Larroque y Julián Alvarez, entre otros dirigentes de La Cámpora, en una investigación por supuestos delitos electorales derivada de la causa por los "cuadernos de la corrupción" y archivó la causa, porque estimó que las acusaciones contra los imputados eran "vagas e imprecisas", informaron fuentes judiciales.

El fiscal federal Jorge Di Lello había pedido a la jueza Servini que sobreseyera a los dirigentes de La Cámpora por presunto financiamiento ilegal. En su dictamen cuestionó las declaraciones de los "arrepentidos".

Además, Servini, también objetó la declaración como "arrepentido" de José López, que no fue filmada ni grabada, como marca la ley.

El presunto financiamiento ilegal de la agrupación surgió de la información contenida en un pen drive que se le encontró al secretario del ex Jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y de la declaración como "arrepentido" del ex secretario de Obras Públicas, Julio De Vido, en el marco de la causa " Cuadernos".

Di Lello había pedido la nulidad de las indagatorias y el sobreseimiento de los imputados. Bonadio se apartó de este tramo de la investigación, porque de Pedro y Alvarez habían pedido su juicio político. Ahora, Servini hizo lugar a los pedidos de Di Lello y sobreseyó a los dirigentes imputados.