El Ministerio de Desarrollo Productivo dio ayuda económica al laboratorio Richmond para producir la vacuna rusa Sputnik V en Argentina, informaron fuentes de esta cartera.

Este martes, se confirmó oficialmente que Richmond, propiedad del empresario Marcelo Figueiras, produjo un primer lote de  prueba 21.000 dosis del fármaco y que, luego de la fiscalización por parte del Instituto Gamaleya en Rusia, comenzará con la producción masiva en junio.

Fuentes de Desarrollo Productivo confirmaron a BAE Negocios que el ministerio "dio apoyo técnico y financiero a Laboratorios Richmond para mejorar su capacidad productiva, incorporar equipamiento y modernizar sus instalaciones, lo que permitió que fabrique la vacuna Sputnik V en Argentina".

En este sentido, el área dirigida por Matías Kulfas otorgó a Richmond un crédito para capital de trabajo por 29.978.089 pesos financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP)

Además, el ministerio le dará ayuda financiera al laboratorio por 13 millones de pesos más, a través del Programa Soluciona.

El objetivo de estas dos ayudas económicas fue "mejorar la capacidad productiva, incorporar equipamiento y modernizar las instalaciones de Richmond, lo que contribuyó a que pueda fabricar estas dosis de la Sputnik V en Argentina", precisaron las fuentes de Desarrollo Productivo.

Por otra parte, esta cartera se encargó de contactar al laboratorio con proveedores locales que producen los insumos necesarios para llenado y envasado de la vacuna y también agilizó los trámites para la importación de equipos y del principio activo de la vacuna Sputnik V, que permitió la fabricación del primer lote piloto.

La producción de la Sputnik V en Argentina

Aunque a finales de febrero el Gobierno nacional anunció oficialmente que la Sputnik V se produciría en Argentina a raíz del acuerdo del Instituto Gamaleya con el laboratorio Richmond, en ese momento se informó que la producción comenzaría a mediano plazo y que recién podría haber dosis disponibles en 2022.

Sin embargo, este martes Richmond sorprendió al confirmar que ya envió el primer lote de prueba de 21.000 dosis a Rusia para su control por parte del Instituto Gamaleya y que, si no hay contratiempos, comenzará a producir masivamente el fármaco en junio. 

Argentina se convirtió así en el primer país de América latina en producir la Sputnik V y podrá exportarla a otras naciones de Sudamérica o Centroamérica. 

En ese sentido, el titular del Fondo Ruso, Kirill Dmitriev, dijo que “Argentina fue la primera en América Latina en aprobar el uso de la vacuna Sputnik V y comenzar a vacunar a la población. Hoy nos complace anunciar que Argentina también se ha convertido en el primer estado de la región en iniciar la producción de Sputnik V gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond. Sputnik V está aprobada en más de 10 países de América Latina y Centroamérica, y la producción en Argentina permitirá realizar las entregas a nuestros otros socios".