Durante el anuncio sobre cómo sigue la cuarentena el presidente Alberto Fernández advirtió que los contagios de coronavirus siguen en aumento por lo que llamó a los argentinos a no descuidarse e hizo especial hincapíé en la realización de reuniones sociales.

El jefe de Estado enfatizó que tal como en la actual etapa, hasta el 16 de agosto "estarán prohibidos los encuentros sociales, y quienes lo lleven adelante sepan que puede incurrir en una responsabilidad penal de estar transmitiendo una enfermedad letal o favoreciendo el contagio de una enfermedad".

Qué penas dispone el Código Penal para las personas que rompan la cuarentena para reunirse

El actual Código Penal dispone entre tres y 15 años de cárcel para las personas que propaguen "una enfermedad peligrosa y contagiosa", en su artículo 202.

Por otra parte, el artículo 203 hace referencia a multas de entre 5 mil a 100 mil pesos cuando la propagación fuera cometida “por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo”.

Según la ley, en aquel caso que el resultado fuese la enfermedad o muerte "se aplicará prisión de entre seis meses a cinco años". Además, el artículo 205 destaca que "será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptaddas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

El mensaje de Alberto Fernández a los jóvenes

 

"Quiero hablarles a los que más quiero, que son los jóvenes", señaló el Presidente y advirtió que si bien "son los que mejor sobrellevan la enfermedad, los jóvenes contagian, y cuando contagian la enfermedad es impiadosa con los adultos mayores".

Por lo que pidió a ese sector de la población que no se reúnan "en fiestas clandestinas". "Todos extrañamos el asado con los amigos, jugar el picadito, pero no podemos, porque cada uno de esos encuentros es un riesgo enorme al que nos sometemos y al que sometemos al otro”, expresó.