En el marco de una cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que no traerá aparejadas definiciones comerciales, la principal declaración política que surgirá en Buenos Aires es que el comercio basado en reglas está vigente, a pesar de la postura de los Estados Unidos y parte de las naciones de la Unión Europea (UE).

En un breve diálogo con BAE Negocios, la presidenta de la 11a Conferencia Ministerial de la OMC, Susana Malcorra, señaló que "habrá una confirmación colectiva de que el Sistema de Comercio apoyado en reglas está vigente, aún cuando haya que trabajar de manera continua en su perfeccionamiento". Sin nombrarlo, la ex canciller argentina apuntó al reforzamiento del sistema de comercio mientras los Estados Unidos endurecen su posición proteccionista. También se trató de un tiro por elevación para Francia, Irlanda, Polonia y otras naciones europeas que se aferran a los subsidios agrícolas y condicionan la negociación entre el Mercosur y la UE.

Malcorra se refirió a la necesidad de discutir qué modelo de comercio tiene que prevalecer

Aunque fuentes de la organización señalaron que la cumbre será inaugurada por el presidente Mauricio Macri el próximo domingo 10, a las 17, en el nuevo Centro de Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires, las sesiones se desarrollarán del lunes 11 al miércoles 13 en el hotel Hilton Buenos Aires. El Centro de Convenciones está ubicado en la avenida Figueroa Alcorta, al lado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Tanto Malcorra como el canciller Jorge Faurie despejaron falsas expectativas y coincidieron el pasado lunes en que si bien se esperan resultados positivos, serán "austeros". La reducción de subsidios a la producción agrícola es una de las cuestiones prioritarias para alcanzar acuerdos multilaterales pero no habrá acuerdos en esta dirección.

Otras fuentes oficiales remarcan que es un escenario muy complejo y que "no va a haber una decisión respecto de las ayudas domésticas (en el sector agrícola), pero sí creemos que se puede lanzar una negociación específica". Respecto de los subsidios a la pesca, sobre todo por parte de los países del Sudeste Asiático, hay una "hoja de ruta" más avanzada y podría surgir un documento en la cumbre que critique su utilización. Sobre los objetivos en el área, el Gobierno aspira a "crear un grupo de trabajo destinado a comenzar a hablar de estos temas, porque aún hay mucho desconocimiento".