El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunirán de manera virtual en horas de la tarde para analizar la situación del coronavirus (Covid-19) en la zona metropolitana, mientras crece la preocupación por la curva de crecimiento de contagios.

En medio del aumento de los casos de Covid-19 y la confirmación del positivo del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, los mandatarios de la Ciudad y la Provincia mantendrán un encuentro por Zoom este sábado por la tarde, según confirmaron a NA fuentes de ambas administraciones.

El gobernador de Buenos Aires le pedirá al jefe de Gobierno porteño "endurecer" la cuarentena en la Ciudad, al considerar que eso ayudaría a frenar la curva.

En tanto, según supo NA, en las últimas horas el presidente Alberto Fernández se contactó a través de un mensaje con Rodríguez Larreta para hablar de la situación de la pandemia en territorio porteño.

La postura de la Ciudad se apega a un aumento por "cambios de estrategias" a la hora de abordar el virus, y subrayan que si bien existe un salto registrado en los últimos días "la curva se mantiene estable".

"El aumento de casos de coronavirus registrado en los últimos días responde a un cambio en la estrategia de testeos en la Ciudad, con la extensión del programa DetectAR a barrios como Balvanera y Flores, sin embargo la curva está relativamente estabilizada”, precisó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós. 

Por su parte, el gobernador bonaerense le manifestó su "preocupación" al jefe de Gobierno de la Ciudad ante el crecimiento de cuadros. "No tiene sentido ir descoordinados", apuntó.

"Los casos están creciendo, esto tiene dos factores: una es la extensión de la enfermedad y de los contagios cada vez de manera más amplia y dispersa, y otra es la situación que está ocurriendo en barrios o en lugares más pequeños donde hay un foco", enfatizó el gobernador en diálgo con C5N, para luego resaltar: "La única forma de que no siga creciendo es generar de nuevo una situación de más distanciamiento, mayores cuidados y volver a un aislamiento más estricto".

En la primera jornada de habilitación para las actividades deportivas, los parques porteños se coparon de runnig

En el entorno del Poder Ejecutivo coinciden en que habría que retroceder a una "cuarentena absoluta” en el AMBA por la velocidad de contagios, pero el propio Presidente instó a una estrategia en conjunto entre las autoridades porteñas y bonaerenses.

Sin embargo, el ministro de Salud, Gines González García alertó que “la Ciudad está vulnerable”, y señaló:"Tengo la sensación de que hay mucha más preocupación por la autoridad local y provincial en el conurbano que en la Ciudad". 

"La Provincia tiene más vulnerabilidad por su magnitud, lo que la hace difícil de manejar. Siempre fue nuestro miedo más grande. ¿Dónde llevás a la gente en el Conurbano? No hay hotelería, no hay recursos. Por eso comparto con ellos que la preocupación sea mayor. Siento que las situaciones no son iguales por la capacidad resolutiva de la Ciudad, si se desmadra la Provincia es más difícil", analizó.

Este viernes se confirmaron 1.391 nuevos casos de Covid-19 en el país, de los cuáles el 94,1% (1309) se concentraron en Ciudad y Provincia. 

En la actualidad, CABA duplica la cantidad de casos confirmados cada 15 días, lo que indica una leve mejora de los 10 días que había marcado a finales de mayo, mientras que la provincia de Buenos Aires tiene una duplicación de casos cada 13 días; una mejora de los12 contabilizados ante los primeros resultados de los operativos Detectar en los barrios populares.

 

Qué actividades podrían retroceder en la Ciudad de Buenos Aires con la fase 1

Si bien el territorio porteño se mantiene en fase de restricciones más agresivas, y con la imposibilidad de avanzar hacia el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO) como ya lo ensaya el 85% del país, CABA muestra una mayor flexibilidad en algunas actividades en comparación con el Conurbano bonaernese. 

El runnig nocturno fue la mayor discusión en su primer semana de reanudación. Desde la Provincia, el ministro de Seguridad Sergio Berni lamentó el permiso asignado en medio del aumento y sentenció: "Se acabó la solidaridad de CABA hacia una provincia que es vecina y comparte la actividad económica, comercial y productiva. El daño ya está hecho, y lo vamos a sufrir todos”.

En tanto, desde la Ciudad desecharon cualquier tipo de relación con el conteo de las últimas jornadas.

“Todos saben que las actividades que se abren impactan 7 a 14 días después. Si dentro de 7 a 14 días nosotros observamos que hubiera una mayor circulación viral, se los vamos a comunicar”, enfatizó Quirós.

Algunos partidos del interior bonaerense que tuvieron que retroceder en sus habilitaciones por casos importados de pacientes que regresaron del AMBA, se suman al pedido del gobernador. 

El último caso más emblemático tuvo su localización en la ciudad de Necochea. El "babyshower" en medio del confinamiento en el que asistió una mujer que había tenido contacto estrecho con un viajante que había arribado desde la Ciudad de Buenos Aires, despertó un nuevo brote en la localidad del sur bonaerense, y con 23 positivos, la fase 1 fue un hecho.Comercios que habían conseguido la reanudación de la venta libre, tuvieron que dar marcha atrás. 

El municipio de Necochea tuvo que dar marcha atras con las habilitaciones

 “Los pasos de una fase a otra tienen que ser acompañados. El gobierno de la provincia de Buenos Aires fue el que autorizó cada una de las apertura y excepciones en cada lugar. Cuando es un brote se puede atacar, ahora si alguien anda circulando durante días y le preguntamos con quién anduviste y nos da una lista larguísima es un problema”, resaltó Axel Kicillof.