El referente del gremio de Sanidad y secretario general de la CGT Héctor Daer denunció ante la Organización Internacional del Trabajo ( OIT), reunida en Ginebra (Suiza), "la violencia policial que sufrieron delegados de esa organización sindical" en ocasión de un conflicto laboral en Laboratorios Craveri. Para lo que Daer definió como una escalada de violencia “inadmisible”, el episodio se desencadenó en esa empresa cuando los seis representantes de los trabajadores de esa empresa se encontraban reclamando la reicorporación de 47 despedidos y deliberaban en asamblea.

“Con ingrata sorpresa le digo a los trabajadores del mundo que una patrulla policial irrumpió en una empresa de mi país para reprimir a los representantes de los trabajadores”, dijo Daer ante la OIT al hacer uso de la palabra en ese foro mundial. El dirigente de Sanidad agradeció el tiempo otorgado para su oratoria al tiempo que también consideró “inédita la represión policial por la cual nuestro sindicato ya realizó las correspondientes denuncias”. En diálogo con BAE Negocios Daer consideró grave la sucesión de hechos de este tipo que están relacionados en forma directa no sólo a la represión de manifestaciones sociales sino que “ofrecen la cara más cruda y angustiante de la crisis”.

El también titular de la CGT resaltó que los trabajadores sólo estaban debatiendo en asamblea ante lo cual la fuerza de seguridad se llevó detenidos a todos los integrantes de la comisión interna, como ya había sucedido semanas atrás. La OIT comprometió su accionar ante lo que Daer consideró que “se trata de un episodio en la línea con la no tan lejana dictadura militar que padeció nuestro país en la década del 70” ante los participantes que llegaron a Suiza por la Conferencia del Centenario de OIT.