El presidente de Arsat, Rodrigo De Loredo, aseguró que si bien volverá al ámbito privado buscará ser "intendente de Córdoba" en las elecciones de 2019.

"Me gustaría ser intendente de la ciudad capital, no creo en los proyectos que surgen de ambiciones personales. Hoy gobernar es armar equipos. Muy probablemente, en los meses venideros, me ponga a trabajar en ello", remarcó De Loredo en una entrevista al sitio Puntal.com.ar.

De Loredo reconoció que se barajó exceptuarlo de la prohibición de nombrar familiares de ministros en la administración pública. "Se había redactado un decreto que preveía una excepción a Arsat. Pero a mí me parecía que terminaba de estropear el mensaje que el Presidente quería dar. De manera que tomé la decisión de renunciar", sostuvo. De Loredo valoró la decisión presidencial pero lamentó que "hay justos que pagan por pecadores".