La subsecretaria de Comercio Interior, Débora Giorgi, dejó su cargo después de 52 días de haber asumido en un contexto en el que el Gobierno busca doblegar la inflación mediante planes de congelamiento de precios. Según confirmaron fuentes del Gobierno, la economista nunca fue designada en el puesto por decisión del presidente Alberto Fernández, que no firmó el decreto de su designación.  

Fuentes cercanas a Giorgi negaron diferencias con el secretario de Comercio, Roberto Feletti y plantearon que "a 52 días de haber asumido, el decreto presidencial de su designación no fue firmado, entendemos que por presión del ministro (de Desarrollo Productivo, Matias) Kulfas". 

Las presuntas diferencias con el ministro de Desarrollo Productivo también se observaron entre Kulfas y Feletti, cuando el primero lo desautorizó recientemente sobre posibles retenciones a la carne.

"Se conversó con Feletti ya que estaba cansada y se acordó" su alejamiento, reseñaron las fuentes, que destacaron la intención permanente de colaborar por parte de la funcionaria en la lucha contra la inflación.

La carrera política de Débora Giorgi

Débora Giorgi se graduó de economista en la Universidad Católica Argentina (UCA), donde también fue profesora. Fue ministra de Producción de la Provincia de Buenos Aires entre 2005 y 2008, y luego se desempeñó como ministra de industria durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner

Con la asunción de Mauricio Macri en 2015, Giorgi pasó a ocupar el cargo de secretaria de Producción en el municipio de La Matanza, puesto que mantuvo durante los cuatro años del expresidente. Siguió en esa función pública en los dos primeros años del Gobierno de Alberto Fernández.

En ese cargo, Giorgi trabajó bajo la órbita de Roberto Feletti, que era el ministro de Hacienda, y lo acompañó a la Secretaría de Comercio Interior cuando el funcionario fue elegido para reemplazar a Paula Español. 

Durante su corta estancia en la Secretaría, Giorgi fue clave en el control y seguimiento del congelamiento de precios que impulsó Feletti, que logró un acuerdo para congelar los precios de más de 1.400 productos hasta fin de año.