El exministro de Planificación Federal Julio De Vido, quien está preso en el penal de Marcos Paz por el desvío de fondos de Río Turbio, sostuvo que no formó parte de una "asociación ilícita" y pidió su sobreseimiento en la causa por presuntas coimas en obras públicas.

"Niego total y categóricamente los hechos que se me están atribuyendo, se trata de afirmaciones imprecisas, desprovistas de tiempo lugar o modo", señaló De Vido a través de un escrito que presentó ante el juez federal Claudio Bonadio. 

En el texto, el ex funcionario aseguró: "no formé parte de ninguna asociación ilícita, hay persecución penal y pido el sobreseimiento".

Se espera otra jornada de actividad intensa en los tribunales. El ex presidente de la Cámara de la Construcción Carlos Wagner comenzó, a través de su abogado Zenón Ceballos, a negociar un acuerdo para sumarse a la lista de arrepentidos.