Desde el ministerio de Defensa, que conduce Oscar Aguad, crearán un "órgano consultivo", conformado por al menos seis ex ministros de esa cartera, para llevar adelante la reestructuración de las Fuerzas Armadas.

Jaunarena y Domínguez serán convocados; también López Murphy integraría la lista

Ni el operativo para encontrar al submarino San Juan ARA ni la necesidad de cerrar filas con la Armada Argentina en medio de los cortocircuitos que surgieron en los últimos días con el ministerio de Defensa frenaron la decisión del presidente Mauricio Macri de realizar cambios en la Armada, la Fuerza Aérea y el Ejército y en sus respectivas cúpulas. Aunque los reemplazos no se harán hasta que se encuentre la embarcación que despareció el 15 de noviembre pasado con 44 tripulantes a bordo, en el Poder Ejecutivo nacional preparan el terreno de la mano de ex ministros de Defensa de gobiernos anteriores. Su principal tarea será de asesoramiento, sin embargo con esta convocatoria también se busca generar consensos con otros partidos políticos.

Entre los seis llamados a integrar el "órgano consultivo" figuran Horacio Jaunarena, que fue ministro de Defensa de los gobiernos de Raúl Alfonsín, Fernando De la Rúa y Eduardo Duhalde; y Jorge Domínguez, quien estuvo al frente de esa cartera durante la gestión de Carlos Menem. Otro de los que podría ser parte de este selecto grupo es el radical Ricardo López Murphy y también analizan sumar a algún otro peronista.

La idea es emular el Consejo Consultivo de Políticas Energéticas, que funciona en el ámbito del ministerio de Energía y está integrado por siete ex secretarios de Energía de la UCR y el PJ. Este órgano asesor para el desarrollo de políticas energéticas surgió a mediados del año pasado, en medio de los cuestionamientos al actual titular de esa cartera, Juan José Aranguren, a raíz de los incrementos en las tarifas de los servicios públicos.

Algunos de los cambios que Macri quiere hacer en las Fuerzas Armadas son dar mayor poder al jefe del Estado Mayor Conjunto, Bari del Valle Sosa, quien quedaría en su cargo, y que las tres fuerzas intervengan en el combate al narcotráfico y el terrorismo.

Búsqueda

El operativo internacional de búsqueda del ARA San Juan en aguas del Mar Argentino sumó ayer minisubmarinos capaces de operar en grandes profundidades, en momentos en que "la situación es extrema" al cumplirse doce días sin poder localizar a la nave.

"Lamentablemente no tenemos ninguna localización del submarino por el momento", expresó capitán Enrique Balbi, vocero de la Armada.

Balbi señaló que hay "catorce embarcaciones abocadas a la búsqueda, seis de ella en una zona concentrada".

Los rastrillajes y el mapeo submarino están concentrados en la zona en que se habría registrado el evento compatible con una explosión el día de la desaparición del submarino.

En tanto, continuaban incorporándose a los rastrillajes vehículos de exploración submarina estadounidenses y rusos, con capacidad para descender a partir de los 300 metros de profundidad.

Mientras se esperaba la entrada en operaciones de un minisubmarino de rescate transportado por el barco petrolero Sophie Siem tras varios días de trabajo para ensamblarlo en el puerto de Comodoro Rivadavia, el vocero de la Armada confirmó la llegada al país para los primeros días de diciembre de otro vehículo similar, pero de exploración, con capacidad para llegar hasta los seis mil metros de profundidad.