El Ministerio de Defensa denunció que encontró parte de un archivo "totalmente dañado producto de una filtración de agua" en el Edificio Libertador, ante lo cual se quejó de la "desidia macrista". En el sector afectado había documentación de la Dirección Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario y de la Dirección General de Administración.