Cristina Bandera, presidenta de la Unión de Escuelas de la Familia Agrícola de Misiones (Unefam), informó que varios directivos de escuelas de la provincia recibieron, durante años, presiones por deudas inexistentes de parte del Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (Soeme), conducido por Marcelo Balcedo, ahora detenido en Uruguay e investigado por presunto lavado de dinero.

"La pasamos muy mal cuando empezaban a llegar las cartas documento a nuestras casas", comentó Bandera, porque, según dijo, "los representantes de las EFAs no somos abogados y sabemos muy poco de leyes".

La representante de la escuela de San Pedro, en el noreste de la provincia, dijo a Radio República de Posadas que recibió "más o menos unas diez cartas documento", en las que "me intimaban a pagar por tres personas no docentes que deberíamos tener en las escuelas".

La titular de la Unefam aseguró que, con el aval de la Justicia, SOEME "embargaba las cuentas de las escuelas y nos sacaron plata".