El ministro de Defensa, Agustín Rossi, adelantó hoy que su cartera derogará el decreto del ex presidente Mauricio Macri que desde fines de julio de 2018 habilita a las Fuerzas Armadas a realizar seguridad interior. "Vamos a proponer modificar el decreto donde habilitaba a las FFAA a cumplir tareas de seguridad interior", remarcó.

El uso de las Fuerzas Armadas para seguridad interior es oficial a partir de un decreto con la firma de Macri y dispone cambios en la ley de defensa nacional para el despliegue de las Fuerzas Armadas. El por entonces ministro de Defensa, Oscar Aguad, tuvo que aclarar que "no van a intervenir en conflictos sociales ni van a patrullar las calles" pero la polémica quedó abierta.

Unos días después, sin embargo, un acto en Campo de Mayo, el propio Macri ratificó la "importancia de que (las FFAA) puedan colaborar con la seguridad interior" y pidió "avanzar en un debate de la reforma del sistema de defensa nacional".

La idea, reconoció, era "la custodia de los objetivos estratégicos", como centrales nucleares y yacimientos de petróleo como Vaca Muerta, pese a que no hay, ni había en ese momento, hipótesis de conflictos.

La idea, sin embargo, no alertó tanto a los sindicatos con trabajadores representados en las zonas señaladas, donde suele haber conflictos laborales, como a los organismos de derechos humanos, por la posibilidad que abre para utilizar a las Fuerzas Armadas en conflictos internos de carácter social y político, con el antecedente de los crímenes contra la humanidad cometidos por la última dictadura militar en la Argentina.

Ahora, en declaraciones a radio Futurock, el ex jefe del bloque del FPV en Diputados reveló los planes del nuevo Gobierno y aseguró que, a demás de cortar la posible participación de las Fuerzas Armadas en seguridad interior, también derogará el decreto que les permite designar personal.

En tanto, confirmó que el Gobierno hará "un memorial en honor al ARA San Juan" y que existe la necesidad de "adquirir un nuevo submarino".

El 11 de enero, Rossi hizo su primera salida de la ciudad de Buenos Aires, el destino: Mar del Plata. "Me pareció que por todo lo que sucedió en este tiempo con el ARA San Juan mi primera visita al interior tenía que ser aquí”, dijo, durante su recorrida de la Base Naval de la Armada.

Por último, el funcionario esgrimió duras críticas a su antecesor Oscar Aguad, quién tenía la tarea de "poner en valor a la familia militar", y expresó: "Cuando llegamos no había suficiente comida para las Fuerzas Armadas. No arreglaron ni las goteras".

"Hubo mucha desidia en Defensa en los últimos años, hasta los vidrios del ministerio estaban rotos", agregó Rossi.