Fuentes oficiales señalaron este mediodía que se trató de una “falsa alarma” la amenaza de bomba en la Casa Rosada recibida esta mañana, cerca de las 11, a través de un llamado telefónico al 911.

En este sentido, los voceros remarcaron que, en la Casa de Gobierno, la jornada transcurría en un marco de “absoluta normalidad” y que, incluso, continuaban desarrollándose las visitas guiadas de alumnos, programadas por las autoridades del Museo de la Casa de Gobierno.

No obstante, luego de que trascendiera de fuentes policiales la supuesta amenaza de bomba, en la Casa Rosada se llevó a cabo un pequeño operativo policial, tanto en el interior como en el exterior del edificio, pero sin que se proceda a su evacuación.

En este sentido, las fuentes señalaron que se realizó solamente un “simple operativo” a cargo de efectivos de la sección perros de la Policía Federal.