El expresidente Mauricio Macri salió a respaldar la marcha y "banderazo" opositor que se hizo ayer en el Obelisco y se replicó en ciudades de todo el país en contra de la cuarentena y las medidas del Gobierno para responder a la pandemia.

"Orgulloso de los miles de argentinos que salieron ayer para decirle basta al miedo y al atropello, y sí al trabajo, al respeto y a la libertad", dijo Macri a través de su cuenta de Twitter.

El exmandatario se expresó así desde Suiza. Allí se trasladó luego de pasar dos semanas en Francia, a donde arribó en un vuelo privado en medio de la crisis que vive la Argentina y el mundo por la expansión del coronavirus.

Junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia, Macri viajó a Zúrich, Suiza, para asistir a actividades como presidente de la Fundación FIFA, tras pasar dos semanas en Francia ya que su destino final exige una estadía previa de 14 días en Europa por el coronavirus antes de ingresar a su territorio.

A pesar de que la convocatoria a la movilización supuestamente era apartidaria, varios integrantes de Juntos por el Cambio la impulsaron y asistieron, como la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich y Hernán Lombardi, extitular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.

Incluso, Bullrich, actual presidenta del PRO, aseguró que Macri “estaba muy contento” por la protesta “porque él cree que estas marchas fueron las que nos llevaron de un 32 por ciento de votos a 41 por ciento” en las últimas elecciones, al dar declaraciones a CNN radio.

Además, desde la cuenta oficial de Twitter del PRO subieron una foto de una multitud con una bandera argentina, junto a una frase de José de San Martín -ayer fue el aniversario de su muerte- que sostiene: "Hace más ruido un hombre gritando que cien mil callando".