Con fuertes cruces entre el oficialismo y la oposición durante la reunión virtual de la  Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Externa, el Frente de Todos logró el apoyo necesario para avanzar con el pedido de informes a diferentes organismos públicos para analizar el endeudamiento y la fuga de capitales que se llevaron adelante durante el gobierno de Mauricio Macri

A regañadientes de los legisladores de Juntos por el Cambio, el encuentro fue convocado por el titular bloque oficialista en el Senado y presidente de la Bicameral, José Mayans, para investigar los pedidos de préstamos externos de la administración de Cambiemos en los últimos cuatro años, pero con especial interés por diluciadar quiénes fueron los responsables de la fuga de divisas.

"Queremos saber si hubieron grupos privilegiados que compraron dólares y luego fugaron divisas. Queremos saber si lo hicieron de manera legal o no. Queremos saber cómo se llegó a esa situacion tan calamitosa", dijo el senador del Frente de Todos Oscar Parrlli, al comienzo de la reunión por videoconferencia, al momento de presentar los lineamientos del pedido de informes al Banco Central, la UIF y la AFIP

Por su parte, el diputado oficialista Rodolfo Tailhade subrayó que "en una primera etapa, desde 2016 hasta abril de 2018, hubo endeudamiento con bonistas, particulares y fondos de inversión; y, en una segunda etapa, el endeudamiento fue con el Fondo Monetario Internacional y la fuga neta alcanzó los 45 mil millones de dólares en el último año y medio". 

Según un informe del Banco Central, citado en varias oportunidades por los legisladores del oficialismo, las "políticas económicas" de la gestión anterior "facilitaron la fuga de capitales por 86 mil millones de dólares y crearon las condiciones para la irrupción de un nuevo episodio de crisis por sobreendeudamiento externo".  

“Es muy importante avanzar en este investigación porque el pueblo argentino tiene derecho a saber lo que pasó. Para establecer responsabilidades de funcionarios y connivencias con los fugadores, si efectivamente las hubo. También para detectar otro tipo de coincidencias, por ejemplo con informes anteriores (como el de 2001), si hay sectores que fugaron y hoy piden asistencia del Estado o empresas que hayan contraído deuda con la banca pública luego de fugar. Finalmente, es fundamental para pensar modificaciones legislativas y normativas del Banco Central para que esto no se pueda repetir en el futuro”, planteó el diputado Itai Hagman, del Frente de Todos.

El senador puntano Adolfo Rodríguez Saá sostuvo que "está bien saber de qué se trata, porque el pueblo tiene que saber quién es quién en la argentina, quienes nos endeudan y someten y quienes luchamos por la independencia económica”.

Hasta ese momento, los diputados y senadores de Juntos por el Cambio habían decidido no anotarse en la lista de oradores. Sólo el oficialismo, algunos aliados y los legisladores del Frente de Izquierda Romina Del Plá y Nicolás del Caño tomaron la palabra. Sin embargo, a medida que las acusaciones al gobierno de Macri y a varios de sus ex funcionarios -como los ex ministros de Economía Alfonso Prat Gay y Nicolás Dujovne y el ex titular del Banco Central Luis Caputo- empezaron a multiplicarse, varios integrantes de la coalición opositora pidieron ser parte del listado. 

El primero de Juntos por el Cambio en hablar fue el senador Martín Lousteau, quien evitó hacer una defensa de la política de endeudamiento de la gestión de la alianza Cambiemos, pero solicitó que el pedido de informes al Banco Central se extendiera a "los últimos 20 años" de gobierno. Un rato después, lo mismo reclamó el radical Ricardo Buryaile. Sin embargo, desde el oficialismo se negaron a incluir la petición opositora.  

Cuando el diputado de PRO y vicepresidente de la Bicameral, Luciano Laspina, empezó su intervención los ánimos estaban más que caldeados. Si bien el legislador macrista aclaró que "la mala práxis en materia económica no era judicializable", se encargó de hacer un raconto de algunas de las medidas económicas adoptadas por el gobierno de Cristina Fernández para señalar que si el oficialismo busca investigar la política de endeudamiento del macrismo debía hacer lo mismo con los 12 años de kirchnerismo. "¡Pongamos en la hoguera de la historia de la fuga de capitales a Mauricio Macri y Cristina Fernádez de Kirchner!", planteó. 

"Puede ir cerrando, diputado", pidió Mayans a Laspina, que llevaba varios minutos hablando y dejaba entrever que todavía le faltaba mucho por decir. "Si no quiere que hable, dígamelo, presidente", respondió el legislador de Juntos por el Cambio. De inmediato, retomó su intervención y remarcó que en la gestión de Cristina Fernández "se compraron 25.500 millones de dólares". "¿Quiénes fueron? Que nos lo diga (Horacio) Verbitsky, que tiene acceso a esos datos", agregó en alusión a una nota del periodista en la que reveló que familiares y el círculo íntimo de Macri entraron al blanqueo durante su gobierno. 

Después de un rato, el presidente de la Bicameral volvió a solicitarle que "vaya terminando". A los gritos y golpeando la mesa de su casa, Laspina lanzó: "Quieren hacer política con este tema por eso no me dejan hablar". "Me quieren llevar puesto, me quieren pechear. Yo tendré cara, pero no soy boludo, no me quieran llevar por delante", agregó el diputado santafecino.

En cuestión de segundos, la videoconferencia se desmadró y las voces de opositores y oficialistas se superpusieron. Cuando desde el oficialismo lo acusaron de "no querer investigar a sus amigos", Laspina soltó: "¿Qué amigos? Si estoy peleado con todos".

Ante el desconcierto de Mayans, que buscaba retomar de manera virtual el orden, el diputado de PRO interrumpió el griterío: "Señor presidente, le piedo disculpas porque me extralimité".   

En una votación que era cantada y después de más de tres horas de discusión, el oficialismo logró aprobar, por 12 votos a favor y 6 en contra, el pedido de informes para investigar la deuda y la fuga de capitales entre 2015 y 2019.   

Más notas de

Gabriela Vulcano

El oficialismo y la oposición acordaron prorrogar el actual protocolo de sesiones virtuales

Buenos Aires: El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, durante la sesión remota de la Cámara Baja que debate proyectos consensuados como Economía del Conocimiento, el referido a la donación de plasma y el que regula la actividad de Teletrabajo. Foto: Prensa Senado/Télam/cf 25062020

El nuevo caso de coronavirus en Diputados pone en duda la continuidad de las sesiones mixtas

Diputados pone en duda la continuidad de las sesiones mixtas

Diputados aprobó el proyecto que regula el Teletrabajo

Diputados aprobó el proyecto que regula el Teletrabajo

El Senado aprobó la creación de una Bicameral para que investigue la deuda de Vicentin

Aprueban una Bicameral para investigar la deuda de Vicentin

"En el ejercicio del poder hay que bancarse las presiones"

"En el ejercicio del poder hay que bancarse las presiones"

La otra interna de Juntos por el Cambio: a favor o en contra de la vuelta de Macri

Interna en Juntos por el Cambio por la vuelta de Macri

Con críticas al macrismo, Cafiero defendió al Gobierno en su primer informe de gestión en el Senado

Cafiero defendió al Gobierno en su primer informe de gestión

Juntos por el Cambio pone condiciones a Massa para continuar con las sesiones virtuales

Juntos por el Cambio pone condiciones a Massa para continuar con las sesiones virtuales

Senado: los avances del oficialismo y las ausencias de la oposición

El Senado debate en forma remota la nueva ley de educación a distancia

En un clima de tensión, el Senado sancionó la Ley de Alquileres y de Educación a distancia

El Senado sancionó la Ley de Alquileres y de Educación a distancia