Ni la masiva movilización en las calles ni el pedido de un grupo de diputados opositores fue suficiente para levantar la sesión de ayer en la que se discutía la reforma previsional. Tampoco los piedrazos de un grupo de manifestantes y la represión de la Policía de la Ciudad lograron frenar el debate. La orden desde la Casa Rosada fue clara: aprobar sí o sí el proyecto oficial.

Cuando los gases lacrimógenos llegaban a la puerta del Palacio Legislativo y en los alrededores del Congreso había decenas de heridos, el debate en Diputados pasó a un cuarto intermedio. El impase fue apenas de media hora. El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, se comunicó con Balcarce 50 y rápidamente recibió la instrucción de continuar con la sesión a como de lugar. No había lugar para posponer la aprobación de la iniciativa que establece un cambio en el sistema de movilidad previsional.

Monzó se reunió con los presidentes de cada uno de los bloques y manifestó que desde el Poder Ejecutivo nacional le informaron que en media hora se controlaría lo que en ese momento sucedía en las calles y que la "mayoría de los agredidos" era "miembros de las fuerzas de seguridad. Sin embargo, los piedrazos y disparos de las fuerzas de seguridad continuaron y la represión se extendió hasta la 9 de Julio, incluso los gases lacrimógenos llegaron a las estaciones del subte A.

De nuevo en el recinto, el presidente de la Cámara de Diputados logró ejecutar la orden del Poder Ejecutivo nacional con el apoyo de una parte del bloque Federal, el mismo que ayudó a dar quórum y prometió los votos para la aprobación de la iniciativa oficial.

Por la tarde, una vez que sortearon las primeras horas de tensión, en la Casa Rosada se mostraron confiados en que la reforma previsional, que recorta cerca de cien mil millones de pesos a los jubilados, sería aprobada. Aún con esa certeza, fuentes del Gobierno nacional señalaron a BAE Negocios que no descartaban echar mano del DNU en caso de que surgiera algún imprevisto de último momento durante la votación.

Tras la fallida sesión del jueves pasado, desde el Ejecutivo nacional resolvieron redoblar los esfuerzos para conseguir los votos. Ya no sólo bastó que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, profundizara las negociaciones con los gobernadores del PJ, sino que esta vez además llevó a algunos de ellos al Congreso un rato antes de que comenzara el debate.

Más notas de

Gabriela Vulcano

Diputados se prepara para un impasse de tres semanas y pospone el debate por el Presupuesto

Diputados se prepara para un impasse de tres semanas y pospone el debate por el Presupuesto

Diputados: el oficialismo se encamina a dictaminar este lunes el proyecto de alivio fiscal

Diputados: el oficialismo se encamina a dictaminar este lunes el proyecto de alivio fiscal

En plena campaña, el FdT y la oposición aúnan fuerzas para aprobar un paquete de leyes antes de las elecciones

El FdT y la oposición se unen para aprobar un paquete de leyes

El Presupuesto "duerme" en Diputados y no se aprobará antes de los comicios

El Presupuesto "duerme" en Diputados y no se aprobará antes de los comicios

Diputados: el oficialismo y la oposición se reunirán este viernes para avanzar en una agenda de consenso

Diputados: el oficialismo y la oposición se reunirán este viernes para avanzar en una agenda de consenso

Ley de Etiquetado: por ausencias en el Frente de Todos y bloqueo opositor se frustró la sesión

Ley de Etiquetado: por ausencias en el Frente de Todos y bloqueo opositor se frustró la sesión

¿Qué busca Juntos por el Cambio al pedir la presidencia de Diputados?

¿Qué busca Juntos por el Cambio al pedir la presidencia de Diputados?

Carrió volvió a generar tensión interna en Juntos por el Cambio

Carrió volvió a generar tensión interna en Juntos por el Cambio

Se reactiva el trabajo en Diputados: reuniones con Guzmán y la vuelta a la presencialidad

Diputados retoman las reuniones con Guzmán y a la presencialidad

Presupuesto: el oficialismo discute cambios y Massa negocia con Juntos por el Cambio

Presupuesto: el oficialismo discute cambios y Massa negocia con Juntos por el Cambio