Organizaciones enroladas en la Unidad Provida salieron ayer a desmentir al presidente de la Comisión de Legislación General de Diputados, Daniel Lipovetzky, quien dijo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se había pronunciado a favor de la constitucionalidad de la interrupción voluntaria del embarazo.

"El documento al que hizo referencia el diputado Daniel Lipovetzky y circuló por medios de comunicación fue desmentido a pedido de la Misión Permanente de la Argentina ante la OEA. No hubo expresiones oficiales del organismo, ni del Secretariado Ejecutivo ni de otros comisionados", aseguró Unidad Provida en un comunicado.

El abogado argentino Sebastián Schuff, quien tramitó la queja que motivó la consulta de la Misión Argentina ante la OEA, calificó la aseveración de Lipovetzky como de "una gravedad institucional alarmante" ya que a su entender está basada en "información falsa".

"La frase textual en referencia a que la Corte Interamericana de Derechos humanos ha establecido que no es admisible otorgar la condición de persona al embrión se trata, ciertamente, de una afirmación dogmática del autor del paper", consideró.

Lipovetzky había señalado que "la Comisión Interamericana de Derechos Humanos nos ratificó que no es inconstitucional el proyecto para despenalizar el aborto como sostuvieron Pinedo y Massot", desmintiendo de esa manera a dos peso pesados de su partido.