La carta de Cristina Kirchner, en la que rompió el silencio un día antes del aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner ,despertó todo tipo de especulaciones sobre el funcionamiento de la gestión de Alberto Fernández al cumplirse un año del triunfo de la elección presidencial. 

La frase de los "funcionarios que no funcionan" repercutió en cada uno de los ministerios, y muchos decidieron hacer oídos sordos de las palabras de la vicepresidenta. "Nadie nos dijo que haya malestar con el ministro", repitieron algunos voceros preocupados por las repercusiones de las declaraciones de Cristina.

Cuando pasaron algunos días de la misiva que cayó como un estruendo interno, en el entorno del Presidente marcan coincidencias en el análisis de la vicepresidenta, aunque descartan cualquier cambio en el gabinete nacional.   

La sugestiva carta movió el tablero del Frente de Todos cuando la situación económica está pasando por un momento de mucha incertidumbre. "Las críticas bien intencionadas son bienvenidas", afirman en Balcarce 50. 

El Ejecutivo hace una mea culpa de lo gestionado en los diez primeros meses cuando nadie se imaginaba que iba a suceder una pandemia mundial. "Nosotros somos los primeros en detectar muchas de las cosas que no funcionan", reconocen cerca del Presidente.

La Rosada aduce que es complicado evaluar lo que se hizo en este trayecto en el contexto de la cuarentena por el coronavirus. "Es cierto que evaluar la gestión es muy especial y dependerá del Presidente qué hacer", insiste uno de los asesores.

Sobre los posibles cambios en el gabinete ante las críticas de "los funcionarios que no funcionan", en el entorno presidencial consideran que "es un simplismo pensar que los errores de gestión solo se solucionan con cambiar nombres".

Alberto había considerado a la carta de Cristina como "un apoyo de su gestión" más allá de los cuestionamientos. Ambos marcan coincidencias en el análisis. La Rosada vive un momento de mayor optimismo con el dólar en descenso, un campo que liquida sus divisas y cae la cantidad de contagios por el Covid. "Los lineamientos políticos que maró Cristina los expresa claramente Alberto", reiteran fuentes oficiales.

El aviso de Cristina es "a los propios", leen cerca del Presidente, al mismo tiempo que advierten que Fernández "está dispuesto a dialogar con todos". Dentro de los propios están las "tribus" del Frente de Todos, de quien nadie se atreve a dar nombres, pero son los grupos que "se escandalizan cuando Alberto se reúne con los empresarios" del llamado círculo rojo.