El Vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y ministro de Seguridad, Diego Santilli, aseguró que los incidentes que se registraron este jueves durante el velorio de Diego Maradona se dieron porque "hubo desborde de los violentos", enfatizó en que habló antes y durante los acontecimientos con su par de Nación Sabina Frederic y cruzó a la versión de la Casa Rosada: "No entiendo los tweets cruzados, echarse las culpas".

"Hubo un sector de violentos que quería avanzar sobre un área que no debería avanzar y nuestro deber es proteger a todos", señaló el funcionario porteño en diálogo con Radio Metro. 

Santilli hizo hincapié que accionar de la Policía de la Ciudad se dio porque "se puso el cuerpo para que los violentos no avancen", por lo que "se cuidó y evitó que las personas se aglomeren".

"Tenemos las filmaciones de 9 de julio y muestran que se interrumpió la fila, la presión de los violentos sobre la Policía, hiriendo 11 policías más un periodista. Tiraron piedras, palos, agrediendo a la Policía", amplió.

Al detenerse sobre los cuestionamientos por parte del Gobierno nacional y que se tradujo en un publicación en redes sociales del ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, el titular de la cartera de Seguridad porteña explico: "Nosotros no organizamos el velatorio y nosotros trabajamos en Avenida de Mayo en 9 de Julio y la Policía Federal en Casa Rosada. No entiendo los tweets cruzados, echarse las culpas".

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro acusó a la Ciudad por los incidentes en el velorio de Diego Maradona

En la misma línea Santilli repasó que habló con su par de Nación Sabina Frederic "antes y después de los acontecimientos" e insisitió: "se nos convocó para el velatorio de una leyenda en Casa Rosada, y nosotros acompañamos".

"Hablé con Sabina antes y durante los acontecimientos, nos pidieron colaboración y la dimos. Así no se puede trabajar. Gobierno nacional organiza un velatorio y nos pidieron trabajo y ahí estamos. Pudo haber desbordes. Nos hacemos responsables de nuestro trabajo y tampoco le mando la responsabilidad a otro", sentenció.