El exfuncionario del Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta, así como el empresario Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería y Javier Sánchez Caballero, exCEO de la firma IECSA, fueron detenidos en el marco de una causa por presunta corrupción en obras públicas.

En total fueron detenidas once personas en el marco de 34 allanamientos dispuestos por el juez federal Claudio Bonadio, en distintos puntos de la Capital y la provincia de Buenos Aires. 

Entre los detenidos figuran Baratta, Ferreyra y Sánchez Caballero, así como el exprsidente de ENARSA Walter Fagyas; Armando Losón, presidente del Grupo Albanesi; y Carlos Mundín, dueño de la firma BTU. 

También fue detenido el exfuncionario del Ministerio de Planificación Rafael Llorens, de acuerdo a fuentes policiales.

El fiscal federal Carlos Stornelli comenzó a investigar una trama de presuntas coimas en la obra pública a partir de la entrega por parte de periodistas de documentación que pertenecería a Oscar Centeno, chofer de Roberto Baratta.

De acuerdo a la investigación, el chofer del exfuncionario de la cartera de Planificación Federal registró durante casi diez años los recorridos a bordo de su auto.

En los recorridos se habrían realizado presuntos de coimas provenientes de empresarios del sector energético y de la obra pública. 

Los apuntes aparecen en en cuadernos escolares, donde se registraban kilómetros recorridos y viajes, al tiempo que se menciona a exfuncionarios contratistas de empresas, dominios de autos y montos de dinero. 

En los cuadernos se registran viajes del exsubsecretario de Coordinación y Gestión, Roberto Baratta; el exministro Julio De Vido; el fallecido secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz; el secretario de Baratta, Nelson Lazarte; el ingeniero y exdirector de Energías Renovables, Ezequiel García; y un exasesor del ministerio, Hernán Camilo Gómez
La documentación fue entregada a la Justicia en abril pasado y esta mañana el juez federal Claudio Bonadio dispuso la detención de Baratta y otras diez personas, entre ellos empresarios.

En los documentos se registran más de 30 domicilios, mientras que los automóviles donde se realizaban los traslados estaban registrados a nombre de Jefatura de Gabinete o de distintas empresas automotrices que prestaban vehículos a Presidencia.