El ministerio de Trabajo que encabeza Claudio Moroni dictó la conciliación obligatoria por 15 días respecto al conflicto salarial y de condiciones de labor de los controladores aéreos que habían anunciado medidas de fuerza para este viernes.

Dentro de los términos referentes a mediación en pujas por mejoras esa cartera laboral convocó a las partes para una audiencia el jueves 20 a las 11, a la cual fueron citados la representación gremial como los empleadores, en tanto que funcionarios de Trabajo van a monitorear dicho debate.

La última tregua obligada había sido defenida por Trabajo cuando la Unión Tranviarios Automotor (UTA) decretó una huelga de los choferes de corta y media distancia a fines de abril, también por una controversia referida a incrementos de sueldos.

Notificados

La Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa) habían anunciado para este viernes medidas de fuerza en aeropuertos de todo el país.

Esa organización reclama mejoras salariales y de las condiciones de trabajo, y de acuerdo a la relevancia de su prestación en ese medio de transporte la medida podría haber efectuado vuelos e con la necesidad de establecer reprogramaciones.

"Se trata de un conflicto inédito provocado por la intransigencia y falta de sensibilidad ante los justos reclamos de sus empleados y empleadas”, había reseñado a este diario el secretario general de Atepsa, Jonatan Doino.

La huelga prevista iba a desarrollarse con la tónica de medidas de carácter progresivo "y permitir que los terceros ajenos y ajenas al conflicto que pudieran verse afectados efectúen las reprogramaciones que correspondan".

El sindicato barajó un cronograma de protestas con una duración de cuatro semanas, el cual establecía distintas medidas en diferentes horarios.