Tras los comentarios que el diputado del PRO Fernando Iglesias realizó en medios de comunicación y en sus redes sociales contra la actriz Florencia Peña por su visita a la Quinta de Olivos en mayo del 2020, la diputada del Frente de Todos Gabriela Cerruti presentó un pedido de expulsión respaldado por otras catorce legisladoras del oficialismo. 

"Me permito decir que estos escándalos sexuales... porque la vida privada es la vida privada, pero la residencia presidencial es la residencia presidencial...", dijo Iglesias el lunes en el canal TN, sobre la visita de la actriz Florencia Peña a Olivos en mayo de 2020. "No sé si es sexual, eh", replicó el periodista. "Bueno, escándalo" a secas, respondió Iglesias. Pero ya era tarde.

Su declaración se sumó a un tuit suyo de la semana pasada, que se hizo viral este martes: "Para mí, la señorita iba a ayudarlo a encontrar la perilla que enciende la economía para poner la Argentina de pie", dijo con tono irónico sobre las visitas a Olivos de la modelo Sofía Pacchi el año pasado.

Waldo Wolff, diputado de Juntos por el Cambio, participó también del diálogo en las redes sociales y sumó un comentario que también fue altamente repudiado: "Pero ella de rodillas, ¿no?", respondió al posteo de Iglesias.

La catarata de críticas y repudios no se hizo esperar. La misma Peña salió a aclarar que su encuentro en la quinta presidencial obedeció a que le planteó al Presidente su preocupación por la situación de los actores tras dos meses de cuarentena y tildó a Iglesias de misógino. 

Dentro de Juntos por el Cambio, incluso, la propia María Eugenia Vidal salió a criticar los dichos de Iglesias, cuarto precandidato a diputado nacional por la lista que ella misma encabeza en la Ciudad de Buenos Aires. 

El pedido de renuncia en la Cámara de Diputados

Sin embargo, otros cuestionamientos a Iglesias podrían tener mayores consecuencias institucionales. Este mismo martes, la diputada oficialista Gabriela Cerruti, acompañada por las firmas de otras legisladoras del Frente de Todos, presentó un pedido de exclusión en la Cámara Baja. "No tiene derecho a decir cualquier cosa", argumentó. 

"Estamos hartas. Llegó el momento de decir 'basta'. No queremos más a Fernando Iglesias en la Cámara de Diputados. El nivel de violencia que genera con su persona física de la manera en la que se comporta en la Cámara, en las redes está penado por la Constitución, por todos los pactos internacionales", agregó. 

Además, la diputada oficialista pidió a las integrantes de la oposición que acompañen el pedido: "Tenemos que reunir la mayor cantidad de voluntades posibles por esta lucha, incluyendo a compañeras del bloque opositor. No podemos permitir más estos discursos machistas, misóginos, del siglo pasado, como los de Fernando Iglesias".

El pedido lleva la firma de 15 diputadas, todas oficialistas. Además de Cerruti, lo refrendaron Mónica Macha, Laura Russo, Hilda Aguirre, Mara Brawer, Ayelén Spósito, Patricia Mounier, Claudia Ormaechea, María Rosa Martínez, María Jimena López, Mabel Caparrós, Gisela Marziotta y Gabriela Estévez.

"No podemos tolerar que un diputado en ejercicio de sus funciones (...) manifieste de manera sistemática dichos misóginos", afirma el documento presentado por las legisladoras. 

El pedido también hace recuerda otros episodios de Iglesisas que califica como misóginos, como sus dichos sobre la precandidata a diputada del Frente de Todos Victoria Tolosa Paz hace dos semanas e incluso su actuación durante la manifestación contra el ASPO del 9 de julio de 2020 en el Obelisco. 

Cerruti aclaró luego que 15 es la cantidad máxima de firmas que puede tener un proyecto, "pero somos muchas (y muchos) más quienes pedimos la expulsión del violento y maltratador Fernando Iglesias".

Sin embargo, el pedido de expulsión de Diputados solo podría prosperar si lo apoyara el interbloque de Juntos por el Cambio, algo que parece virtualmente imposible, y menos con Iglesias como precandidato para las próximas PASO. 

Sucede que el artículo 66 de la Constitución establece que para remover a un legislador por "inhabilidad moral" se requiere del voto favorable de dos tercios de los integrantes de la Cámara. Hoy, el oficialismo no llega a la mitad.

La diputada de Juntos por el Cambio Silvia Lospennato convalidó a través de Twitter que "lo que tuiteó Fernando Iglesias está pésimo". Sin embargo, no acompañó el pedido de las diputadas oficialistas y exigió una explicación sobre "la actividad de los no esenciales en Olivos".

Ante la consulta de BAE Negocios, cerca de Iglesias no quisieron hacer comentarios sobre el proyecto de expulsión de Cerruti.

El malestar en Juntos por el Cambio

Según pudo saber este diario, los dichos del precandidato a diputado también cayeron mal dentro de la campaña de Juntos por el Cambio, que todavía busca recuperarse de los cruces entre el radical Facundo Manes y las demás listas la semana pasada.

La propia Vidal, que en un principio minimizó sus dichos, luego tuvo que salir a diferenciarse: "No comparto la forma en la que se refirió Fernando Iglesias a las mujeres en sus tweets. Queremos una sociedad que siga avanzando hacia formas más equitativas y, para eso, tenemos que cuidar las expresiones", afirmó.

"Estas expresiones respecto a las mujeres no nos representan como dirigentes ni como personas", consideraron en el comando de campaña cerca de Vidal.

Además, afirmaron que esperan que Iglesias se retracte de sus dichos, explique por qué los dijo y pida disculpas.

Hasta el momento, el diputado PRO se limitó a retuitear a quienes le dieron su respaldo y agradeció los apoyos, pero no pidió perdón por sus declaraciones.

Por su parte, Florencia Peña aseguró que realizará una denuncia contra el diputado por sus dichos.