El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, defendieron en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados el proyecto que establece una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, similar a la utilizada durante los gobiernos de Cristina Fernández. Juntos por el Cambio reiteró sus críticas a la iniciativa, en tanto en el oficialismo esperan dictaminar el miércoles próximo y dar el debate en el recinto el 29 de diciembre.  

Al inicio de la reunión mixta, Moroni destacó el trabajo realizado durante el año por la comisión bicameral especial, liderada por el diputado oficialista Marcelo Casaretto. "Fue un trabajo muy importante que terminó en un proyecto que establece volver prácticamente a la fórmula del 2008, con algunas correcciones, que es la que demostró a lo largo de su vigencia que los haberes crecieron", dijo el titular de la cartera laboral ante el plenario de las comisiones de Previsión y Seguridad Social, y de Presupuesto y Hacienda.

Tras las modificaciones que se hicieron en el Senado, la fórmula de movilidad previsional combina en un 50% la recaudación de la ANSES y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE). Moroni planteó que justamente "este esquema permitió durante la vigencia de ley que los haberes previsionales crecieran más de 25 puntos".

"La fórmula funciona dentro de un proyecto político y económico. Y el proyecto político de este gobierno es de desarrollo. Y en un proyecto político y económico de desarrollo, los salarios reales de los trabajadores crecen", remarcó el funcionario nacional para repeler las críticas de los legisladores de Juntos por el Cambios, quienes sostienen que el Gobierno no da cuentas de cómo hará para que los jubilados no pierdan poder adquisitivo frente a la inflación y pidieron una cláusula para asegurarse de que eso no suceda. 

“Ahora estamos discutiendo si se incorpora o no inflación. Y partiendo de la base que el presupuesto plantea una inflación del 29 % y que todos los consultores hablan de una inflación superior al 50 %, quisiera saber cómo van a hacer para que los jubilados no pierdan poder adquisitivo”, preguntó Mario Negri, presidente del interbloque de Juntos por el Cambio.

"La forma de que los haberes crezcan es que acompañen el incremento de los salarios. No tiene por qué quedar el jubilado desenganchado ni de la economía, que se expresa en el incremento de la recaudación, ni del salario real", agregó el ministro de Trabajo.

A su turno, Raverta explicó que con la nueva fórmula de movilidad se busca que haya "certeza, tranquilidad y previsibilidad" para los jubilados. Y especificó: "Esta fórmula ofrece una estrategia virtuosa porque ya ha actualizado los haberes entre 2009 y 2017. Es una fórmula que no tenemos que hacer muchos pronósticos para ver que ha funcionado, porque podemos ver hacia atrás que mientras estuvo vigente permitió ganar 26 puntos" de salario real.

El proyecto que establece la nueva fórmula previsional cuenta con media sanción del Senado. El oficialismo espera emitir dictamen el miércoles y dar el debate en el recinto el 29 de diciembre próximo, sin embargo el escenario en Diputados es bastante más complejo que el del Senado, donde el Frente de Todos tiene mayoría propia. Al rechazo de Juntos por el Cambio, se suma el del bloque de Consenso Federal, que integran Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro "Topo" Rodríguez. También se oponen a la iniciativa los santafesinos Luis Contigiani, del Frente Progresista Cívico y Social; y Enrique Estévez, del Partido Socialista; y los diputados del Frente de Izquierda Nicolás del Caño y Juan Carlos Giordano.