Diputados del interbloque Cambiemos reiteraron hoy su “honda preocupación sobre la crisis humanitaria, política y social que sufre el pueblo venezolano”, y apoyaron la decisión tomada por representantes de los países de la Unión Europea, de establecer “sanciones concretas contra siete altos funcionarios” del gobierno de Nicolás Maduro.

Según explicaron en un comunicado conjunto, “las sanciones acordadas se suman a las impuestas en noviembre de 2017, sobre un embargo de armas y un veto al material que pueda utilizarse para la represión interna en Venezuela”.

"Estas medidas vienen a sumarse a las decisiones implementadas por el gobierno de Canadá y de los Estados Unidos, y que tienen como único objetivo que el gobierno venezolano restaure el orden constitucional y se respeten los derechos democráticos y humanos de sus ciudadanos”, expresaron.

En el texto, los diputados, encabezados por la macrista Cornelia Schmidt Liermann, dijeron acompañar “todos los esfuerzos que se están haciendo en Argentina, en concordancia con el compromiso tomado con  los otros países del Grupo Lima, relacionados con la  activación de los  mecanismos de control y seguimiento para identificar de posibles activos de funcionarios del régimen venezolano”.

"Anunciamos que estamos en estado de alerta permanente y en contacto con autoridades financieras y de control argentinas, para que en el caso de verificarse la existencia de tales activos, podamos impulsar la aprobación de la normativa necesaria para disponer el congelamiento o indisponibilidad de dichos fondos y activos”, continuaron.