La Cámara de Diputados aprobó este viernes el proyecto de ley de ampliación de la moratoria que permitirá a autómomos, monotributistas y empresas acceder a un plan de pagos para deudas impositivas y previsionales acumuladas hasta el 31 de julio.

La iniciativa fue aprobada en general por 137 votos que fueron aportados por el Frente de Todos, el Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, Unidad Federal, Movimiento Popular Neuquino. En tanto 113 legisladores de Juntos por el Cambio optaron por la abstención, y sólo votaron en contra los diputados del Frente de Izquierda Nicolas del Caño y Romina del Pla, además del diputado del Pro Luis Juez.

A lo largo del debate, diputados oficialistas y opositores coincidieron en la necesidad de aprobar una moratoria para las empresas, pero Juntos por el Cambio decidió no acompañar con en determinados artículos porque puso como condición excluir a Oil Combustibles de los beneficios, con el argumento que es una empresa que está en proceso de quiebra y tiene una causa por retención de impuestos.

Así, el diputado de la Unión Cívica Radical Luis Pastori señaló que de la bancada oficialista tiene un "sesgo antiempresa cargado de ideologismo", por lo que el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, en el cierre del debate contestó: “La moratoria alcanza también a grandes empresas, no sólo a los que les ha gustado nombrar durante todo el día”.

Cuáles son los cambios que persigue la nueva moratoria

  • El proyecto establece que se podrán acceder a planes entre 48 y 120 cuotas para regularizar las deudas acumuladas hasta el 31 de julio.
  • Además, los contribuyentes podrán adherirse hasta el 31 de octubre a la moratoria y deberán pagar la primera cuota del 16 de noviembre
  • En el mismo sentido, el artículo 11 permite el ingreso del plan de pago a las empresas que están con procesos de quiebra.

"Llegamos a esta ampliación de la moratoria que votó este Congreso a fines del año 19 porque las condiciones ya paupérrimas que tenía este país por las decisiones económicas y políticas del gobierno del expresidente Mauricio Macri. En esa fecha nadie pensaba que se podía avecinar esta pandemia”, detalló Máximo Kirchner.

Destacó que “Telecom también fue incluida en la moratoria para que vean que no nos guía ningún odio ni rencor, sino que realmente estamos preocupados por el destino de la Argentina, de sus empresas y fundamentalmente de quienes trabajan en ellas, que es lo que nos debe ocupar”.