El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, oficializó este martes la convocatoria a la sesión especial para tratar en los cambios en el Impuesto a las Ganancias, sin la acompañamiento de Juntos por el Cambio.

La iniciativa cuenta con el aval del Frente de Todos, Justicialista y Unidad y Equidad Federal, lo que habilita su discusión en el recinto el próximo sábado 27 de marzo a partir de las 11, bajo la modalidad dual por la pandemia de coronavirus. 

También se tratará el proyecto de ley por el cual se modifican distintas disposiciones de la ley 26.912 sobre el Régimen Jurídico para la Prevención y el Control del Dopaje en el Deporte.

La negativa de Juntos por el Cambio se contrapone con lo anticipado por el vicepresidente del PRO, Federico Angelini, quien había asegurado días atrás la adhesión a pesar de las modificaciones que impulsaban desde el frente opositor. 

"Vamos a acompañar en general el tema ganancias y pedimos algunas modificaciones", remarcó el diputado santafesino.

Un nuevo capítulo se dio este lunes con la misiva firmada por Cambiemos y miembros del Interbloque Federal liderado por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Ambos frentes acordaron tratar la prórroga de la ley de Biocombustibles este jueves, por lo que se vetó la posibilidad de avanzar con las modificaciones en Ganancias. Como respuesta el oficialismo cedió con una nueva convocatoria para este sábado. 

Ganancias: Los cambios que propuso Juntos por el Cambio

La iniciativa de "alivio fiscal" impulsada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, propone elevar el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $150.000 brutos, y a su vez eximir al aguinaldo para el cómputo. 

Como contrapartida,   Juntos por el Cambio insiste con introducir "mejoras" y avanzar con un nuevo piso de $513.000, e incluir al universo de autónomos en las modificaciones para la eximición del gravámen.

Otras de las modificaciones que intentó aplicar la alianza opositora se dió en los gastos en educación.

En tanto, el punto más conflictivo se concentró por la estructura de alícuotas escalonadas con tres segmentos para empresas.