Luego de la sesión especial de este martes, la Cámara de Diputados se prepara para un impasse de tres semanas y deja el debate del proyecto de Presupuesto 2022 para después de los comicios generales, con la mirada puesta en las negociaciones por la deuda que el Ejecutivo nacional lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los legisladores volvieron a sentarse en sus bancas para sesionar presencialmente. En total, eran 131 diputadas y diputados cuando el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, tomó la palabra, pasadas las 12.30. La última vez que habían estado todos juntos en el recinto fue un año medio atrás, antes del Aislamiento Preventivo, Social y Obligatorio (ASPO) dispuesto a raíz de la pandemia de Covid-19. Hace tres meses tuvieron una sesión mixta para escuchar el informe de gestión del entonces jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El oficialismo y la oposición llegaron al hemiciclo con un temario previamente acordado, a fin de no repetir el escenario de hace veinte días, en el que el bloque del Frente de Todos no alcanzó el quórum ante la resistencia de Juntos por el Cambio y del interbloque Federal para facilitarle el número. En los hechos, el listado era muy similar al que se propuso en aquél momento. La Ley Ovina, el Alivio Fiscal y el proyecto de oncopediatría son algunos de los temas que se sumaron.

Los diferentes espacios políticos coincidieron en que no había margen para continuar posponiendo la sesión, en especial porque varios diputados y diputadas van a tener dificultades para viajar a la Ciudad de Buenos Aires debido a que estarán participando del último tramo de la campaña electoral en sus provincias. Pero, además, en el caso de la Ley de Etiquetado Frontal -que recién comenzó a debatirse por la tarde-, se vieron obligados a dar respuesta al insistente reclamo de distintas organizaciones civiles y entidades de profesionales que promueven una alimentación más saludable. 

En lo que aún no consiguieron ponerse de acuerdo es en el texto del proyecto de Presupuesto 2022, que envió el ministro de Economía, Martín Guzmán. Las primeras diferencias se dieron al interior del bloque oficialista, que conduce Máximo Kirchner. Uno de los puntos centrales que están en discusión es la reducción de subsidios a los servicios públicos, así como también las partidas destinadas a cada uno de los distritos, sobre todo a partir de la queja de los gobernadores.

“Cuestionamos muchos números de las casi 5 mil páginas que mandaron pero antes de puntualizar las críticas necesitamos que el oficialismo solucione sus internas y diga qué Presupuesto quiere discutir”, apuntó un diputado radical.      

Las reuniones que Guzmán iba a mantener con los jefes de bloques -tal como Massa había adelantado a la oposición- y su posterior visita a la comisión de Presupuesto y Hacienda quedaron en suspenso por la falta de consenso interno. Por ahora, las conversaciones se circunscriben a las que el titular de esa comisión, Carlos Heller, mantiene con algunos legisladores oficialistas, mientras la iniciativa está siendo revisada en el ministerio de Economía.

Aunque en el Frente de Todos no descartan por completo que haya alguna reunión informativa sobre la Ley de leyes antes del 14 de noviembre, dos diputados oficialistas que integran la comisión de Presupuesto y Hacienda ratificaron a BAE Negocios que el debate arrancará luego de las elecciones, en función, también, de los avances que haya entre el gobierno de Alberto Fernández y el FMI.

“El tratamiento del Presupuesto quedará para después de los comicios”, aseguró un legislador del Frente de Todos que deambulaba por los pasillos del Palacio Legislativo, mientras adentro del recinto sus compañeros debatían la Ley de Etiquetado Frontal. “No tenemos ninguna novedad del Presupuesto. Nada de nada”, se quejó un diputado radical en el salón de Pasos Perdidos.

Tampoco está en el horizonte una nueva sesión en las próximas semanas, ni siquiera para tratar otras iniciativas, que ya tienen dictamen. El trabajo en comisiones -que ahora es ciento por ciento presencial- también se reducirá al mínimo, pero no sólo por la campaña. Desde Juntos por el Cambio se quejaron por la cantidad de vuelos, que se achicó por la pandemia. “Si quieren que trabajemos nos tienen que garantizar los vuelos”, señalaron desde la coalición opositora.

Más notas de

Gabriela Vulcano

El bloque de diputados radical está cada vez más cerca de la fractura

El bloque de diputados radical está cada vez más cerca de la fractura

Juntos por el Cambio no pondrá objeciones para votar el Plan Plurianual

Juntos por el Cambio no pondrá objeciones para votar el Plan Plurianual

Yacobitti desafía a Negri y amenaza con romper el bloque radical en Diputados

Yacobitti desafía a Negri y amenaza con romper el bloque radical en Diputados

Negri y Ritondo suman apoyos para seguir al frente de los bloques pero persisten las tensiones en JxC

Negri y Ritondo suman apoyos para seguir al frente de los bloques pero persisten las tensiones en JxC

El Congreso tiene una agenda cargada y poco tiempo para negociaciones complejas

El Congreso tiene una agenda cargada y poco tiempo para negociaciones complejas

Juntos por el Cambio: se acentúan las diferencias entre Macri y Rodríguez Larreta

Se acentúan las diferencias entre Macri y Rodríguez Larreta

El Presidente prorroga las sesiones ordinarias del Congreso hasta el 31 de diciembre

Habrá sesiones ordinarias del Congreso hasta el 31 de diciembre

JxC buscará cerrar acuerdos con otras fuerzas para arrebatarle la presidencia de las principales comisiones al FdT

JxC buscará arrebatarle las principales comisiones al FdT

Juntos por el Cambio pisará mucho más fuerte en el Congreso y se vuelve a posicionar de cara al 2023

Juntos por el cambio se vuelve a posicionar de cara al 2023

Santoro: "Tuve virajes políticos, pero nunca ideológicos"

Santoro: "Tuve virajes políticos, pero nunca ideológicos"