La Cámara de Diputados debate este martes en una maratónica sesión el proyecto que establece un Aporte Solidario a las grandes fortunas, luego de haber aprobado el Presupuesto 2021 venido en revisión desde el Senado. Se espera que la votación se de en la madrugada.

Al comenzar la sesión y luego de una serie de cruces por cuestiones de privilegio, apartamientos de reglamento y problemas de conexión, los diputados le dieron el visto bueno al Presupuesto 2021, venido en revisión del Senado luego de que el oficialismo detectara la omisión de una serie de planillas sobre obras previstas para el próximo año. La primera "ley de leyes" del Gobierno de Alberto Fernández fue ratificada por 139 votos a favor, 20 en contra y 83 abstenciones.

El primer tramo la sesión fue conducida por el vicepresidente de la Cámara baja, Álvaro González (PRO), pero a la noche se incorporó el presidente del cuerpo, Sergio Massa, cuando los médicos consideraron que no debía seguir el aislamiento debido a que el hisopado que le hicieron a un miembro del FMI con el que había estado en contacto finalmente dio negativo.

El Aporte Solidario Extraordinario a las Grandes Fortunas busca recaudar algo más de $300.000 millones para destinar a planes productivos y sanitarios. El Frente de Todos consiguió el apoyo del interbloque Federal, que conduce Eduardo Bucca; del interbloque Unidad para el Desarrollo, que preside José Luis Ramon y se sumó también Acción Federal, cuyo titular es Felipe Álvarez, quien hasta hace quince días formaba parte de Juntos por el Cambio, por lo que se descuenta su aprobación.

Proyectos ambientales

En el temario de la sesión especial, también se incluyeron dos iniciativas de índole ambiental. Por un lado, el proyecto de Máximo Kirchner sobre incendios forestales, que impide la utilización comercial de tierras incendiadas por entre 30 y 60 años, con el propósito de evitar que se desarrollen emprendimientos inmobiliarios.

El texto, que reforma la ley 26.815 del Manejo del Fuego por lo que se prohíbe realizar modificaciones al uso que tenían las superficies previamente a los incendios provocados o accidentales, cuenta con el aval del Frente de Todos y de los bloques opositores minoritarios -Interbloque Federal e Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo-.

En tanto,  Juntos por el Cambio presentó un dictamen en minoría para su rechazo, bajo el argumento de que "se respalda en una peligrosa generalización que supone que detrás de cada superficie afectada por el fuego existe intencionalidad y especulación económica".

Por otra parte, se debatirá la denominada Ley Yolanda, con media sanción del Senado, que determina la capacitación obligatoria en temas medioambientales para funcionarios de los tres poderes del Estado.