Aunque todavía no concluyó el escrutinio definitivo y faltan dos años para las próximas elecciones, dirigentes oficialistas ya comienzan a poner en marcha el operativo para impulsar la reelección del presidente Mauricio Macri, quien tendrá en 2018 un año clave para plasmar las reformas que le allanen el camino hacia otro mandato.

En la Casa Rosada aseguran que “es temprano para pensar en una reelección”, pese a que, a priori, el escenario es más que prometedor tras el gran desempeño que tuvo la alianza Cambiemos en los recientes comicios.

A eso se le suma el hecho de que el peronismo sigue sin poder reorganizarse y que la principal referente opositora es Cristina Kirchner, que tiene un “alto nivel de rechazo en la población”, según las encuestas y percepciones que maneja el Gobierno. 

Sin embargo, la calma y la prudencia de Balcarce 50 no es compartida puertas afuera, ya que dirigentes y legisladores ya pusieron primera en el operativo para reclamar la continuidad de Macri en la Casa Rosada.

“Haría falta un segundo mandato del Presidente para avanzar y consolidar en todo lo que hay que hacer, porque los kirchneristas dejaron el país arruinado. Necesitamos tiempo para corregir eso y un segundo mandato de Mauricio sería ideal”, destacó el diputado nacional del PRO Pablo Tonelli en diálogo con FM Delta.

En ese sentido, el integrante de la Cámara baja reconoció que “falta muchísimo por hacer”, pero resaltó que “el rumbo es el correcto y ya se empiezan a ver los resultados de ese rumbo que el Presidente le ha impreso al Gobierno”.

De la misma manera se expresó el excoordinador del Plan Belgrano y diputado nacional electo, José Cano, quien auguró que “Macri va a llegar absolutamente consolidado a 2019”.

“La diferencia en la expectativa de 2019 va a estar en que muchas de las cosas que prometimos en la campaña se concretaro. o se están llevando a cabo, pero también va a tener que ver la manera en la que vamos a llegar a esas elecciones”, indicó Cano.

En diálogo con Radio 10, el tucumano concluyó: “No tengo dudas de que la gente mayoritariamente va a acompañar y apoyar un segundo período del Presidente”.

Con el espaldarazo que significaron las recientes elecciones legislativas, el Gobierno admite que en 2018 deberá plasmar las principales reformas que viene reclamando desde hace varios meses, para así llegar a los comicios presidenciales con más hechos que palabras.

“Fui muy claro desde el principio. Estoy abierto a eso. Pero todavía no es tiempo para hablar del tema. Estoy listo para trabajar hasta el final del mandato permitido por la Constitución”, había afirmado el propio Macri en la previa de los recientes comicios.

En una entrevista con la agencia de noticias económicas Bloomberg, el jefe de Estado había sido consultado sobre la posibilidad de presentarse en las elecciones presidenciales de 2019 y sobre si no considera que la gente tendría que saber que está dispuesto a seguir impulsando reformas desde la Casa Rosada.

“Quiero que sepan que siempre van a poder contar conmigo, pero todavía no tenemos que hablar de eso ahora. Falta mucho tiempo y todos los días está la posibilidad de lograr una nueva reforma que generará nuevos trabajos. Estoy plenamente comprometido con eso y quiero enfocarme. Después, al final de 2018, decidiremos qué vamos a hacer en 2019. Todavía hay mucho tiempo”, había precisado.