El oficialismo logró aprobar la reforma previsional con apoyos de diputados opositores de Salta, Entre Ríos, Chaco, Córdoba, Misiones y Tucumán.

La iniciativa se aprobó en general con el apoyo de 107 diputados de Cambiemos -ya que el presidente del cuerpo, Emilio Monzó, no votó- y veinte legisladores que responden a mandatarios de partidos provinciales y del Partido Justicialista. El interbloque Argentina Federal debutó en Diputados partido en mitades entre apoyos y rechazos a la iniciativa. Por la negativa se registraron 117 votos y hubo dos abstenciones. Los legisladores opositores que acompañaron el proyecto de reforma previsional fueron los representantes de Córdoba Juan Brugge, Alejandra Vigo, Martín Llaryora, Pablo Cassineiro; los entrerrianos Mayda Cresto y Juanjo Bahillo; los misioneros Verónica Derna, Ricardo Wellabach, Jorge Franco, Flavia Morales y Daniel Di Stefano; los catamarqueños Silvana Ginocchio y Gustavo Saadi; y los salteños peronistas Pablo Kosiner y Andrés Zottos.

También acompañaron al oficialismo los tucumanos Pablo Yedlin, y Gladys Medina, el chaqueño Juan Mosqueda, la santiagueña Graciela Navarro y la neuquina Alma Sapag.

En tanto, se abstuvieron la diputada peronista por Chaco Elda Pertile y la diputada del Frente Cívico de Santiago del Estero Mirta Pastoriza.

Los legisladores que responden a Gerardo Zamora votaron en forma dividida: mientras Navarro lo hizo a favor, Pastoriza se abstuvo, y se expresaron en contra la esposa del mandatario santiagueño, Claudia Abdala, Hugo Infante y Estela Neder Ada Abdala de Matarazzo. También fueron negativos los votos de los sanjuaninos que se referencian en el gobernador Sergio Uñac.

Hubo nueve ausentes en la votación: los kirchneristas Daniel Scioli, Luis Basterra y Laura Alonso, los massistas Marina Morales y Alejandro Snopek, los chubutenses Rosa Muñoz y Jorge Taboada, los justicialistas Alberto Roberti y el tucumano José Orellana