El frente sindical docente de la Provincia permanecía anoche en el ministerio de Trabajo esperando, en cuarto intermedio, la respuesta a una solicitud elevada a la gobernadora María Eugenia Vidal para cerrar la negociación paritaria que volvió a trabarse entre la oferta del 31,7% y la pretensión sindical de que se incluya una cláusula gatillo en la negociación. El titular del Suteba, Roberto Baradel, expresó que "estos sindicatos sólo piden a la Gobernadora que cumpla su palabra en cuanto a que los salarios no perderán contra la inflación y que se defina la acción de infraestructura para comenzar a mejorar el estado de las escuelas", al remarcar la tragedia donde fallecieron dos trabajadores docentes en Moreno, tras una explosión producto de un escape de gas.

El Gobierno bonaerense ofreció a los gremios docentes un aumento salarial para todo el año del 30%, que con una suma de material didáctico llegaría al 31,7%, y retomar la negociación en diciembre, indicaron fuentes oficiales.

De este modo, la administración de María Eugenia Vidal realizó la misma oferta que concretó con gremios de estatales bonaerenses, que prevé un incremento del 11 por ciento a partir de octubre, sumado al 19% en cuotas ya otorgado.

Los aumentos fueron los siguientes: 5% desde en enero; 8% desde marzo; 10% desde mayo; 13% desde junio; 15% desde julio; 19% a partir de agosto (20,7% contemplando material didáctico) y 30% desde octubre (31,7% contemplando material didáctico).

De esta manera, según las fuentes, el salario inicial de un docente ingresante pasara de $12.500 a $16.460 (por un turno de 4 horas) registrando un aumento total del 31,7% y el salario promedio pasara de $24.659 a $32.372 acumulando un aumento del 30,3%.

A esto se le suma adema s el reconocimiento por presentismo que es de $6.000 anuales.

La Confederación de Trabajadores de la Educación ( Ctera) convocó a un paro nacional docente y una marcha al Congreso para el miércoles 24 o el día en que se trate en la Cámara de Diputados el proyecto de Presupuesto 2019. Así lo dispuso, por unanimidad, la junta ejecutiva y el plenario de secretarios generales de esa entidad que agrupa a los docentes de todo el país.

"La Ctera no va a ser cómplice de un Presupuesto Educativo a la medida de los mandatos del FMI que traerá como consecuencia más ajuste y una educación cada vez más pauperizada", indicó la entidad en un comunicado.